La crisis de salud mental también es relevante para las marcas

Home | iLifebelt Times | La crisis de salud mental también es relevante para las marcas

Desde 1949 la asociación Mental Health America propuso mayo como el Mes de la Salud Mental, un esfuerzo al que se han sumado muchas organizaciones alrededor del mundo, con el que se busca crear conciencia acerca de la importancia de la salud mental como parte integral del bienestar de todas las personas.

Tras un 2020 devastador, cuyos verdaderos efectos aún están en desarrollo y continuarán impactando nuestras vidas durante 2021 y en los años por venir, en iLifebelt sumamos nuestra voz a las conversaciones sobre salud mental desde una de nuestras áreas de mayor interés, el comportamiento digital de los consumidores y su relevancia para las marcas.

 

Una pandemia dentro de otra pandemia

Mientras nos adentramos en el segundo año de pandemia de covid-19, el recuento de los daños arroja resultados desalentadores: millones de muertes, economías rotas y una transformación profunda y sin precedentes en las interacciones sociales, por mencionar tan solo algunas.

La fatiga pandémica, la cultura del burnout (agotamiento mental) y los efectos tóxicos de las redes sociales y digitales están teniendo un gran impacto en la salud mental de las personas. De hecho, esto no es nada nuevo, todo aquello que quepa debajo de la sombrilla de condiciones de salud mental (depresión, ansiedad, estrés post traumático, etc.) ya era una preocupación antes de la pandemia, responsable de más de  800 000 personas cada año, y que le cuesta a la economía mundial 1 billón de dólares anuales, pero durante el último año se ha agravado y también se ha vuelto más visible.

 

Este año estará dominado por una crisis de salud mental

Este año estará fuertemente dominado por una crisis de salud mental que, a diferencia del covid-19, no acaparará los titulares. Los investigadores a nivel mundial están intentando seguirle la pista al impacto de la pandemia en la salud mental de las personas, una tarea nada fácil porque implica tener puntos de comparación previos y posteriores a la pandemia. No todos los países cuentan con ellos, pero aquellos en los que sí sirven como punto de referencia para el resto.

Por ejemplo, de los participantes de una encuesta en Estados Unidos 42% reportaron síntomas de ansiedad o depresión en diciembre, lo que representa un incremento del 11% en comparación con el año anterior.

Luana Marques, de la Facultad de Medicina de Harvard , quien está monitoreando los impactos de la crisis en la salud mental en las poblaciones estadounidenses y en otros lugares, está convencida que esta crisis de salud mental mundial no volverá a la línea de base pronto, los efectos de la pandemia en la ya afectada salud mental de la población mundial serán duradero.

Sabemos que la normalidad no va a restaurarse en un futuro próximo, pero aún si la vacunación en el mundo resulta en un éxito total y se lograran controlar las olas de contagios para alcanzar algún tipo de nueva normalidad, los problemas de salud mental serán persistentes y requerirán ser abordados en el largo plazo.

 

Tus clientes están preocupados por su salud mental y tu marca puede hacer la diferencia

Puede que la salud mental no inunde los titulares de la misma forma en que lo hace la pandemia del coronavirus, pero eso no significa que las personas no están prestándole atención. El lado positivo de esto es que las personas están abriendo la puerta a las conversaciones y oportunidades de un abordaje más balanceado del estilo de vida y las marcas pueden jugar un importante rol en ello.

 

Al principio fue entretener y aportar dese la propia industria

Recordemos el inicio de la pandemia, hace tan solo un año, las medidas de mitigación de contagios, sobre todo el confinamiento y distanciamiento social, hizo que los negocios y las marcas tuvieran que dar un paso al frente para mantener a las personas entretenidas, inspiradas y apoyadas. Por ejemplo, cervecerías utilizando sus equipos para producir gel sanitizante de manos, o grandes manufactureras de moda y alta costura confeccionando mascarillas. Los ejemplos abundan, reunimos algunos de ellos en este artículo Ética en el marketing: 5 marcas con propósito en tiempos de incertidumbre. Pero a medida que la pandemia avanzaba, la presión sobre la salud mental también lo hizo.

 

El deterioro de la salud mental preocupa más que el acceso a la vacuna

En los meses siguiente 42% de las personas estaban más preocupadas por sus finanzas que por la propia pandemia; 40% sentía que era una lucha mantener sus relaciones con familia y amigos, sintiéndose aislada. Acciones tan cotidianas como recordar una contraseña o un número de teléfono empezaron a sentirse más difíciles de realizar, la capacidad de concentración y la productividad decayó a medida que la sensación de ansiedad se incrementaba, así como un importante aumento en la dependencia de las redes sociales y las tecnologías digitales (Mindshare, 2021).

La salud física y el bienestar son, comprensiblemente, la mayor prioridad de todos en este momento. Pero es revelador que para la mayoría de las personas, la salud mental es actualmente una preocupación mayor incluso que el acceso a una vacuna –GWI, Connecting the Dots 2021.

 

La salud mental de jóvenes y mujeres en mayor riesgo

Si bien todas las personas y negocios sufrirán los efectos de la pandemia, no será igual para todos. La investigación de Global Web Index identificó grupos particulares que requieren mayor atención. Si los clientes o empleados de tu empresa o marca entran dentro de estas categorías, brindar alguna forma de apoyo es indispensable para la salud de tu negocio.

Los jóvenes son el grupo que mayores niveles de distrés emocional ha reportado, en parte debido a la gran interrupción en su educación y su vida adulta temprana. Las mujeres también se han visto afectadas de manera desproporcionada, y muchas han tenido que asumir una carga mucho más grande en cuanto al cuidado de la familia y el hogar. En diciembre GWI recopiló 10 campañas de salud mental que están haciendo la diferencia, ejecutadas desde marcas interesadas en el bienestar de sus consumidores.

Las campañas de salud mental estaban cobrando impulso antes de la pandemia, pero muchas empresas aún deben darse cuenta de la magnitud del problema y de los grupos que enfrentan nuevos desafíos –GWI, Connecting the Dots 2021.

 

Hay una correlación entre consumo de medios digitales y preocupación por la salud mental

Paradójicamente, los consumidores han recurrido a la tencología como mecanismo para intentar mejorar su bienestar mental. Las personas deliberadamente están buscando contenido que les ayude a relajarse o desestresarse, como música, aplicaciones y otro contenido multimedia variado.

Al mismo tiempo, la presión emocional que trajo consigo el covid-19 también está provocando un cambio de actitud hacia la vida misma de parte de los consumidores, con muchas personas dedicando más tiempo a meditar, planear el futuro, ahorrar y una mayor conciencia en general sobre la importancia del rol que cada uno tiene en la sociedad.

La crisis también está impulsando a las marcas a repensar sus valores, con el propósito social y los esfuerzos de colaboración durante la pandemia estableciendo una plantilla para el futuro y el 50% de los consumidores dicen que las marcas deben tener voz para apoyar los problemas globales actuales como la salud mental –Mindshare, 202.1

No es ninguna novedad la existencia de una correlación entre el consumo de las redes sociales y las noticias en línea con los problemas de salud mental. Ya hace unos meses Albertina Navas nos hablaba de la gravedad de la infodemia y la infoxicación. ¿Cuántas noticias regulares (muchas de ellas negativas), sobre un solo tema, pueden soportar los consumidores?

 

Las marcas pueden y deben aportar desde sus comunicaciones

Para muchas de las personas encuestadas por GWI y Mindshare, las redes sociales son el lugar al que más sienten que pueden acudir. Cada medio de comunicación, marca o empresa que tenga una tribuna en estas plataformas debe cuidar muy bien sus lineas editoriales, para intentar equilibrar la presentación de la información necesaria, con el respeto y el apoyo a la salud mental de sus audiencias.

La pandemia ha empeorado un problema que ya era urgente y complejo –GWI, Connecting the Dots, 2021.

¿Cómo pueden aportar las marcas entonces? Mrew Train publicó en la revista Forbes una serie de recomendaciones para las marcas en el reconocimiento y abordaje de la importancia de la salud mental de sus audiencias, este es el resumen:

  • Muestra a tus consumidores cómo puedes hacer que sus vidas sean un poquito mejores, aún si es tan solo mostrando un poco más de sensibilidad.
  • Personaliza tus comunicaciones pensando en los diferentes grupos demográficos, porque cada cual está experimentando retos distintos en cuanto a la salud mental.
  • Aprovecha tus plataformas sociales y digitales para normalizar la conversación sobre salud mental.
  • Protege la salud mental de tus empleados, esto refleja los valores de tu marca y conecta mejor con tu audiencia.
  • Haz donaciones a organizaciones o iniciativas que puedan proveer recursos o programas de salud mental.
  • Investiga a las marcas que están tomando acciones en apoyo a la salud mental para tomar inspiración y encontrar formas de sumarte

 

 

 

Ivette Gonzalez

Ivette Gonzalez

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *