El compromiso por combatir las noticias falsas y desinformación
El compromiso por combatir las noticias falsas y desinformación

Home | iLifebelt Times | El compromiso por combatir las noticias falsas y desinformación

El Internet y las redes sociales han sido un detonante para democratizar la comunicación, un vehículo para que casi cualquier persona tenga una voz. ¿A qué ventajas y desventajas nos enfrentamos ante este fenómeno? Si algo nos enseñó el 2020 y la pandemia del coronavirus es que estamos a merced de las noticias falsas y desinformación.

Durante los dos meses anteriores hemos estado publicando una serie de entrevistas que realizamos entorno al Estudio iLifebelt 2021, el noveno estudio anual sobre el uso del Internet y las redes sociales con énfasis en México, Centroamérica y el Caribe. Estas, aunadas al estudio Así se habla del covid-19 y el más resiente estudio sobre los medios de comunicación de Centroamérica y el Caribe, evidencian una profunda tendencia hacia la dificultad de las audiencias para manejar apabullantes volúmenes de información.

La doctora Albertina Navas incluso habla del término infodemia, un término que eleva la infoxicación (el volumen excesivo de información) a un terreno en la que además del volumen, las fuentes y la información en sí misma no siempre responde a criterios adecuados de calidad. A ello se suma la desinformación:

La desinformación, el fenómeno que vulgarmente se conoce como fake news, no es algo tan simple como noticias falsas, es un fenómeno mucho más sofisticado que se prefiere llamar “patologías de la información”. Tiene que ver con información verdadera en contextos falsos, información falsa en contextos verdaderos o información verdadera sin contexto, lo que conduce a conclusiones erróneasDra. Albertina Navas.

Todo esto me hizo retroceder en el tiempo, a una de las últimas reuniones que tuve con amigos antes que la pandemia llegara a desbaratar nuestras vidas sociales. Allí se desencadenó un debate acerca de las personas que aún creen que la tierra es plana. En el grupo había alguien que preguntaba cómo era posible que en pleno siglo 21, en medio de la era digital teniendo acceso tan fácil y directo a tanta información, todavía pudiera haber personas que creen que la tierra es plana.

Concluimos que la razón es precisamente el acceso tan fácil y directo a tanta información, característico de esta era digital.

Por supuesto, esto no es ningún gran descubrimiento de nuestra parte, en realidad otras personas, con más experiencia y credenciales académicas y científicas, ya lo habían anotado antes.

 

Las ventajas de que todos tengan una voz:

No voy a profundizar mucho en esto, porque con tan solo hacer una búsqueda rápida en Google te das cuenta de cuánto ha beneficiado el Internet a la libertad de expresión y brindarle una voz a quienes antes no la tenían.

De esta cuenta, grupos que antes se sentían aislados ahora encuentran en multitud de espacios virtuales la oportunidad de expresarse. Este es el caso de miembros de la comunidad LGBTI+, poblaciones reprimidas por dictaduras, periodistas, investigadores, comunidad científica, etc.

En la entrevista que recientemente publicamos con el periodista nicaragüense, Jorge Hurtado, nos hablaba del enorme valor que ha cobrado el periodismo ciudadano en su país, particularmente tras 2018, cuando la crisis sociopolítica que envuelve a Nicaragua se desató.

Te podría interesar leer: Infoxicación y desinformación en Nicaragua [Entrevista con Jorge Hurtado]

Otro claro ejemplo se encuentra en el hecho que muchas personas se ven beneficiadas al poder acceder, en segundos y desde cualquier lugar del mundo, a investigaciones científicas, a las que antes habría sido mucho más difícil llegar.

Existen miles de maneras de adquirir nuevos conocimientos, hay un ejército de personas autodidactas que han aprendido por medio de tutoriales de Youtube, por ejemplo. Las Wikis sobre infinidad de temas son un excelente ejemplo de nuevas fuentes de consulta y de construcción colectiva de conocimientos.

Esta es la cara amable de la democratización de la comunicación, todos pueden expresarse y compartir información. Pero como las monedas, Internet también tiene otra cara, una un tanto menos amable.

 

¿Quién habla del lado oscuro de que todos tengan una voz?

Umberto Eco era un escritor, filósofo, semiólogo y profesor universitario, una de las mentes más brillantes que Italia le ha regalado al mundo y que falleció hace un par de años. También fue un abierto detractor de que todos tengan una voz gracias a internet. ¿Por qué?

“Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban solo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los idiotas”. -Umberto Eco, en el diario La Stampa.

En más de alguna ocasión expresó abiertamente de su descontento, porque personas con pocos conocimientos, expresaran opiniones que fácilmente pudieran ser tomadas como verdades o hechos irrefutables.

Un poco culpaba también, no solo a los “idiotas” que se se expresaban a través de la web, sino también a quienes leen, por su incapacidad de reconocer entre meras opiniones, y hechos científicos o académicos. “Con internet […] te fías de todo porque no sabes diferenciar entre la fuente acreditada y la disparatada”, aseguró en entrevista con el diario El País.

Otra de las mentes brillantes que le reprochan a Internet el difundir información disparatada, poco veraz y la tergiversación de la verdad, es Noam Chomsky, el reconocido lingüista, filósofo, politólogo y activista estadounidense.

“Internet es una suma de ideas azarosas y es difícil distinguir entre lo que alguien pensó mientras cruzaba la calle y lo que otro estudió en profundidad” -Noam Chomsky

Uno de los mejores ejemplos es, precisamente, el que dio lugar al debate con mis amigos, the flat earthers, o los fieles creyentes de que la tierra es plana. Su fundamento es que los datos científicos que apuntan a que la tierra es en realidad redonda y que orbita en torno al sol es toda una conspiración, orquestada por quienes ostentan el poder.

Estas personas siempre han existido, pero su mensaje, antes de las facilidades de comunicación que ofrece internet, se limitaba a sus círculos cercanos, de donde no trascendía.

Pero ahora tienen blogs, canales de youtube, voceros y hasta una convención internacional. Por supuesto, más seguidores también.
Dan Falk, autor y periodista científico, lo resume en este twit: “Internet le dio a todos una voz (¡hurra!). Y ahora las teorías de que la tierra es plana son más populares que nunca”.

The Internet gave everyone a voice (yay). And now flat earth theories are more popular than ever: https://t.co/lEWfdoIC96 #science #pseudoscience

— Dan Falk (@danfalk) 10 de mayo de 2018

 

Abogar por el fin de la desinformación y el uso responsable de la propia voz

En palabra de Neil DeGrasse Tyson, probablemente el astrofísico más famoso de la era actual: “La cantidad de personas que piensan así [que la tierra es plana] probablemente no ha aumentado con el tiempo, pero ahora pueden escribir un blog al que todo el mundo puede acceder por medio de un motor de búsqueda”.

 

En este video, que es una pieza de entretenimiento pero con contenido intelectual que considero muy valioso, aporta un comentario afiliado (en el minuto 5:30): como científico él no se siente responsable de tener que desmitificar teorías de conspiración erróneas, tales como la de la tierra plana, su trabajo es seguir haciendo investigación científica y colaborar por fortalecer los sistemas educativos, para que las personas cuenten con la instrucción académica necesaria para nunca llegar a creer en teorías tan disparatadas.

Algo que alcanzo a leer entre líneas es que al final, la culpa (como en todo) no es de la herramienta (Internet), sino del uso que se le da.

Pero al final, allá afuera hay personas accediendo a información que carece de fundamento científico y que puede llegar a ser un potencial peligro para la humanidad (atención a quienes creen que el calentamiento global es un invento). ¿Cuánto bien o cuánto daño ha provocado entonces la democratización de la comunicación?

Desde siempre el conocimiento ha sido poder, por ello el conocimiento era rigurosamente administrado (concedido o sistemáticamente negado) por las élites (monárquicas, políticas, religiosas, económicas, etc.).

La era digital está transformando esta relación poder/conocimiento, con el incremento de plataformas de intercambio de información, tales como los blogs y las redes sociales, marcando el ocaso de la “era de los expertos”.

Volviendo a la reunión con mis amigos, si estas se hubiera dado en un contexto más reciente, en lugar de hablar tan livianamente y en un todo más bien burlón de las personas que creen que la tierra es plana, quizá lo habríamos hecho con mucha más seriedad y preocupación de las teorías conspirativas que han rodeado al covid-19, desde sus orígenes, contagio, supuestos tratamientos y, toda la confusión en torno a las vacunas, que parece ser el tema del momento.

En algún punto de la conversación uno de mis amigos, comunicador como yo y profesor universitario, nos dijo lo responsable que se sentía al tener una tribuna, tanto en su salón de clases como en sus medios digitales, donde había tantas personas expuestas a su voz y sus opiniones.

Coincido con él. Desde mi trinchera, como parte de un equipo que se dedica a estudiar el comportamiento de los ecosistemas digitales, sabemos que no podemos limitarnos solo a observar este tipo de fenómenos, sino también aprovechamos nuestras tribunas para alertar y abogar por un uso responsable de estos espacios.

Entre los materiales con los que contamos y para ello está esta guía: Cómo detectar noticias falsas en Centroamérica: guía de 8 pasos. También el estudio sobre medios de comunicación de la región que ya mencioné arriba y que, en el compromiso de aportar recursos de valor para periodistas, la industria del marketing digital, académicos, estudiantes y el público en general, está disponible para su libre descarga.

Seguimos además comprometidos con brindar información basado en datos y fuentes confiables y verificables, abriendo nuestros diferentes canales de comunicación a voces como la de Albertina Navas y Jorge Hurtado que impactan en la visibilización del fenómeno de las noticias falsas y desinformación, como un importante paso para su combate.

Ivette Gonzalez

Ivette Gonzalez

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *