¿Eres capaz de detectar noticias falsas? Si tu respuesta es un muy seguro sí, piensa dos veces. Mientras la mayoría de las personas (más del 80%) cree que sabe cómo detectar noticias falsas, la realidad es que el 75% de quienes leen el titular de una tienden a creer que es verdadera. Y lo que es aún peor, la comparten.

En este contexto, saber cómo detectar noticias falsas se vuelve una necesidad desde siempre, pero que ha cobrado mayor relevancia tras los escándalos de Cambridge Analytica.

También podría interesarte leer: El fenómeno de las fake news y sus implicaciones

Si no conoces el caso de Cambridge Analytica, te invito a que leas al respecto. En resumen, se utilizó a Facebook para recabar información sensible de sus usuarios, con los que se crearon perfiles psicográficos. Estos perfilen permitieron conocer la forma de influir en las personas, presentándoles noticias falsas o tendenciosas, para manipular la opinión de los votantes en elecciones presidenciales de Estados Unidos (en las que resultó ganador Donald Trump) y otros países.

 

Activar la alerta de las noticias falsas

El escándalo de Cambridge Analytica desnudó una realidad: las noticias falsas se han transformado en una verdadera problemática social, que encontraron en las redes sociales uno de los medios de distribución más eficaces.

Sobre todo, porque en verdad resulta muy difícil para la mayoría de nosotros detectar noticias falsas.

Sin embargo, un experimento en Estados Unidos encontró que es posible “vacunar” a las personas en contra de las noticias falsas. Básicamente, en lugar de esperar que las personas sean expuestas a una noticia falsa, crean que es cierta (y en muchos casos la repliquen y compartan), para después intentar convencerlos que esa noticia era falsa, lo ideal es informarles antes que están en riesgo de estar expuestos a noticias falsas que intentarán manipular su opinión.

De esta manera las personas estarán alerta y se incrementará su nivel de escepticismo, de alguna manera estimulando el pensamiento crítico.

Aunque esta “vacuna” no es infalible ni resuelve el problema, sí hace evidente la necesidad de empoderar a las audiencias para que sean capaces de protegerse de las noticias falsas.

Por eso hemos preparado para ti esta guía para detectar noticias falsas, y ayudarte a navegar por internet reduciendo el riesgo de la manipulación.

 

Guía sobre cómo detectar noticias falsas en Centroamérica (y el mundo):

En primer lugar vale la pena establecer qué entra dentro de la categoría de noticias falsas. No todo lo que está dentro de una noticia falsa es siempre completamente ficticio, puede tratarse de manipulación de la verdad, ocultación de datos, investigaciones incompletas o con errores en el método (algunos voluntarios para obtener resultados prefabricados), o deliberadamente engañosas.

La idea de las noticias falsas es engañar, confundir y desinformar. 

Para detectar las noticias falsas puedes seguir estos pasos:

 

1. Considera la fuente:

¿Quién publica la noticia? Pero no te quedes con el perfil de Facebook, sino la fuente original, el sitio web en el que fue publicada. Revisa si es un sitio conocido, si no lo conoces ve a su sección “acerca de nosotros” o “about”, así como a su información de contacto. Los sitios dudosos suelen carecer de dirección física, correos electrónicos institucionales, o una descripción de sí mismos.

Da un vistazo al URL (lo que aparece escrito en la barra de direcciones del navegador). Revisa si el sitio tiene un protocolo https, que no lo tenga es una señal de desconfianza.

También ten mucho cuidado con los sitios de noticias falsas que emulan medios serios, pero utilizan dominios extraños. Una señal de alarma sería una dirección algo así como CNN.com.co o BBC.net

 

2. Lee más allá de los titulares:

Es increíble la cantidad de noticias que son compartidas sin siquiera haber abierto el link, mucho menos leerla.

Si un titular es lo suficientemente impactante y provocativo para captar tu atención en el saturado mar de publicaciones, lee un poco más, podría no ser lo que parece.

Aún si se trata de una noticia legítima y verdadera, los titulares no cuentan la historia completa. Pero las noticias falsas en particular hacen uso de titulares escandalosos para ganar notoriedad.

Además, si es demasiado bueno o ridículo para ser verdad, probablemente no lo sea.

 

3. Toma en cuenta el autor:

¿La noticia que captó tu atención señala quién fue su autor? Si no, es una gran señal de alerta. Si sí, haz una búsqueda rápida en Google, esto te ayudará a identificar si se trata de una persona real, si es creíble.

 

4. Revisa las fuentes y citas

¿La noticia cita autores, agrega links o alguna otra fuente? Una vez más, si no lo hace es una primera señal de alerta.

En caso si haya links dentro de la noticia síguelo, mira si te llevan a sitios legítimos con autores confiables, y si en realidad están afirmando lo que esa noticia dice o se está tergiversando.

 

5. Revisa la fecha

Algunas noticias falsas no son completamente falsas, sino que podrían ser eventos que pasaron hace algún tiempo ya y que se quiere hacer pasar por actuales, o bien, que se quiera forzar una relación con algo que está pasando en la actualidad.

El contexto puede cambiar completamente la perspectiva de todo. Por ejemplo, si te dicen que una importante figura pública está comprando y almacenando grandes cantidades de agua embotellada. No será lo mismo si esto sucede en el contexto de una campaña de preparación para afrontar desastres naturales, que si te lo vuelven a presentar meses o años después en medio de una crisis de escasez de agua, intentando que crees que está pasando en ese momento.

 

6. ¿Es una broma?

La sátira también es una forma de comunicación válida y muchas veces está identificada como tal. Ese es el caso de las cuentas en twiter que te dicen “parodia de (nombre de figura pública)”. En algunos casos hasta es muy graciosa.

Hay diarios especializados en este tipo de noticias satíricas, como “el Deforma” y el diario “El Informal”, cuyos nombres claramente te dicen que no son serios.

Con tan solo chequear la fuente y el autor podrás identificar las sátiras con facilidad.

 

7. Toma en cuenta tus propias creencias y prejuicios

Pregúntate si tus propias creencias podrían afectar tu juicio. Todos los seres humanos tenemos sesgos, sin excepción.

Estos sesgos son responsables de que le asignemos mayor valor a la información que confirma nuestras creencias y se alinea a nuestra manera de ver el mundo, asimismo que tendamos a descartar y hasta desacreditar aquello que va en contra de lo que creemos.

Imagina que estás muy descontento con el presidente de tu país, que es constantemente señalado de corrupción. Si lees una noticia en la que dice que asaltó un negocio a mano armada estarás más propenso a creer que es así porque ya piensas mal de él, pero podría no ser verdad (aunque todos los señalamientos de corrupción sí lo sean).

 

8. Pregunta a los expertos

¿Qué están diciendo las personas que más conocen sobre el tema? Toma en cuenta que el conocimiento de un experto no se mide por la cantidad de seguidores en redes sociales, alguien puede tener millones de seguidores y no saber de qué habla. Busca a quienes tengan experiencia y cuyas credenciales sean ampliamente conocidas y respaldadas.

Ahora también se cuenta con muchos sitios de fack-checking o verificación de hechos, cuya principal labor es señalar las noticias falsas y aclarar los hechos. A nivel global se trata de una iniciativa sumamente ligada con la responsabilidad social y la ética periodística.

Un ejemplo de estos valiosos esfuerzos es Verificado.mx en México, que no solo trabaja verificando noticias falsas, sino también hacen verificación de discurso.

Algo muy importante que destacar de su trabajo es que no se limitan a decir que algo es completamente falso o completamente verdadero, sino que tienen 8 categorías: verdadero, verdad a medias, discutible, no se puede probar, engañoso, casi falso, falso y ridículo. Esto concuerda con lo que decíamos al principio, las noticias falsas adoptan muchas maneras, pero su fin último es desinformar y confundir.

Ante las críticas las redes sociales están haciendo algunos esfuerzos en la línea, aunque suelen calificarse de insuficientes. Por ejemplo, Facebook ha escogido no penalizar a los sitios que producen noticias falsas, sino empoderar a los usuarios para no creerlas ni replicarlas. El peso del trabajo recae en organizaciones ajenas a la red social, en un programa colaborativo que inició en 2016. Esta verificación de datos externa de Facebook ya cuenta con 25 agrupaciones en 14 distintos países.


 

Si quieres conocer más sobre cómo detectar noticias falsas y de las fuentes que usamos para redactar esta guía te invito a leer estos artículos de Psychology Today, FactCheck, IFLA y Verificado.mx.

 

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados