La llegada de las redes sociales ha tenido efectos tanto para bien como para mal. Algunos de esos efectos se han dejado sentir, como era de esperarse, en lo relativo a la información.

En los últimos meses el tema de las noticias falsas, o “fake news”, ha adquirido muchísima relevancia en internet. El foco de atención se ha concentrado principalmente en las redes sociales, ya que últimamente se han caracterizado por presentar información de manera tan real que es muy difícil reconocer lo falso de lo verdadero.

Con la llegada y el desarrollo de internet comenzó la decadencia de los medios tradicionales de comunicación, y hoy en día son cada vez más las personas que se valen de la web y de las redes sociales para conocer y publicar la información más relevante.

Este fenómeno ha tenido una especial repercusión a raíz de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, en donde Facebook fue vilipendiado recientemente por considerarse que no hizo el esfuerzo necesario para impedir que se propagara información falsa.

Facebook aparte, resulta que muchas personas están lucrando con sitios web que presentan información distorsionada o falsa, y no es extraño que ahora proliferen los sitios especializados en fake news. Las noticias falsas son por lo tanto muy peligrosas.

Una noticia que no es real puede conducir a una persona o a miles a actuar de determinada manera. Son clásicos los ejemplos en los que por información viciada o incompleta, las personas han creado situaciones de pánico financiero o caos.

En estos casos se genera una reacción en cadena que puede tener repercusiones lamentables. Si es tan malo, ¿Por qué se levantan estos sitios? Y la respuesta es muy sencilla: por dinero.

Un sitio web de noticias falsas genera, a partir de sus titulares sensacionalistas y llamativos, una gran cantidad de tráfico, lo cual representa a su vez publicidad, lo que lleva finalmente mucho dinero a los bolsillos de sus creadores.  

Las consecuencias éticas que resultan de estos emprendimientos en línea serán debatibles, pero sin duda deberían discutirse. Lamentablemente el periodismo en línea, en su versión de red social o de página web, se basa mucho en la tercerización, por lo que está muy expuesto a reproducir informaciones sin fundamento. 

Es decir que las noticias se generan muchas veces de una fuente que salió a su vez de otra fuente, sin que el periodista en cuestión esté presente en el lugar de los hechos, lo que hace que la tendencia sea cada vez hacía producir más, y verificar las fuentes menos.

Las fake news tienen un gran impacto

Las fake news

Esta estadística presenta datos acerca de la exposición de las personas a las noticias falsas tan sólo en los Estados Unidos. El 18% de las personas consultadas afirmaron que seguían noticias de este tipo en sitios web y redes sociales al menos una vez al día. Fuente: es.statista.com

Esto no quiere decir que su influencia se perciba únicamente en los Estados Unidos, ya que es evidente que hay un gran mercado en Latinoamérica que consume este tipo de noticias en español o en inglés.

Algunas de las preocupaciones que indirectamente generan las fake news en el marketing digital están relacionadas con la influencia que tienen en la construcción de perspectivas erróneas en las audiencias, como consecuencia de la falta de regulación que existe.

Precisamente ante el fuerte rechazo que generó el papel de Facebook en la difusión de noticias “falsas” durante las elecciones presidenciales, Mark Zuckerberg, su Director Ejecutivo ha hablado de la implementación de varias medidas, entre las que destacan:

La mejora del sistema técnico de Facebook para la detección de noticias falsas. Para ello se implementará un nuevo algoritmo que permita el monitoreo en tiempo real de las publicaciones que salen en Facebook para cotejarlas con las de sitios y portales confiables.

Se facilitará la publicación de informes acerca de noticias falsas. Ello permitirá que paralelamente a la acción del algoritmo, sean los usuarios quienes también estén en la capacidad de alertar a la propia red social sobre la detección de estas prácticas.

Dar mayor visibilidad a artículos de reconocida calidad. Facebook daría preeminencia a aquellos artículos que hayan probado una demostrada veracidad. Es decir, que promoverá el alcance de estas publicaciones por sobre aquellas cuya credibilidad sea baja.

Ir directo a por las finanzas de los sitios de noticias falsas. Zuckerberg ha asegurado, confirmando lo que se ha dicho aquí, que la mayoría de estos sitios surgen con la intención de ganar dinero a través de la publicidad.

Con estas medidas Facebook procuraría atajar las publicaciones dudosas y disminuir los ingresos y beneficios publicitarios de los sitios web que no sean confiables.

Esta acciones deberían aportar a la limpieza de la red en el futuro cercano, ya que las redes sociales, los blogs,  y las plataformas son herramientas creadas para socializar la información y democratizar el conocimiento. No debemos olvidar que si son utilizadas de manera negativa pierden todo el propósito para el cual han sido creadas.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados