El email marketing es una de las herramientas de comunicación y marketing más valoradas por los expertos en marketing. El 81% de ellos lo consideran el canal líder para la ventas y cerca de 6 de cada 10 personas adultas revisan su bandeja de entrada todos los días por la mañana.

La cantidad de usuarios de correo electrónico aumenta año con año y no va a desaparecer en un futuro cercano. Ante esta evidencia, está más que comprobado su valor para tu estrategia de marketing.

Tiene muchas ventajas, como requerir un costo de inversión bajo, te permite crear relaciones duraderas, es más fácil de personalizar que otros medios y permite mediciones muy precisas.

Te recomendamos leer: Estadísticas respaldan las razones por las que el email marketing sigue vigente.

Pero en todo esto hay un elemento clave, si los usuarios se suscriben y nunca abren tus correos, no funcionará. Debes encontrar la manera de tener una buena tasa de apertura (entre el 17% y 21% dependiendo la industria) y generar engagement.

 

¿Por qué es importante el engagement en tu email marketing?

Es simple, porque es el engagement el que desencadena las conversiones y las ventas. En otras palabras, una persona que encuentra atractivo el contenido que le envías y se siente motivada a hacer clic sobre un enlace, tú estarás más cerca de cumplir con el objetivo de tu campaña.

¿Cuál es el objetivo de tu campaña? Incrementar las ventas, tal vez aumentar la presencia de marca, o bien reactivar a un cliente inactivo. Indistintamente de cuál sea, la buena notica es que es posible tomar acciones concretas para que el engagement de tu email marketing te empuje a lograrlo. Aquí te compartimos algunos tips:

 

El asunto es determinante

MailChimp asegura que en cuanto a la línea de asunto se refiere, lo “aburrido” funciona mejor. En lugar de intentar “vender” lo que hay dentro, es mejor “decir” específicamente lo que la persona va a encontrar al abrir el correo.

Es decir, nada de incógnitas que puedan confundir o generar expectativas que luego el cliente pueda sentir que no se cumplieron.

Por otro lado vale la pena incluir el nombre de la persona en el asunto, porque aumentará las probabilidades de que el destinatario lo abra.

Otros dos trucos que ayudan es marcar el correo como urgente y agradecer al destinatario usando su nombre.

 

Visualmente atractivo

No importa si tu contenido es de altísima calidad y súper interesante, por sí mismo no logrará incrementar el engagement. La forma en la que lo presentas y el atractivo visual harán la diferencia.

El diseño debe verse personal, reflejar tu marca y tener tu logo presente. Las infografías y gifs funcionan muy bien. Mira este ejemplo de Rotoplas Argentina:

engagement en tu email marketing

 

Mensajes personalizados

Si, la personalización empezó en el asunto, pero puedes también incluir el nombre dentro del correo. Tan solo incluir su nombre puede ayudarle a tu cliente a que se sienta atraído por tu marca y podrías luego construir un vínculo.

Toma en cuenta que no se trata únicamente del nombre, el contenido también debe serlo. Incluye recomendaciones que le interesen a ese cliente en específico, para esto tienes que mantener tu base de datos actualizada y bien categorizada.

Esto genera la sensación de que los intereses y necesidades de los clientes son prioridades para la marca.

En Guatemala, iLifebelt le envía a las personas que se han suscrito a su boletín, el contenido destacado de la semana:

engagement en tu email marketing

De igual forma, el proyecto Android Development de la Universidad Galileo envía información de interés del suscriptor, que además se ha inscrito al curso que están promoviendo.

engagement en tu email marketing

Puntos extra para el boletín de Android Development, que además incluye botones para compartir el contenido del mensaje en redes sociales.

 

Monitorea y analiza:

No hay una fórmula mágica, es probable que requieras hacer ciertas modificaciones sobre la marcha a tu campaña (siempre una a la vez, para poder determinar qué funciona y qué no).

Siempre recolecta los datos, está pendiente de tener las estadísticas al día y, sobre todo, de analizarlas con cierta regularidad. Esto te dará guías muy valiosas para canalizar tus esfuerzos.

 

¿Cómo va tu estrategia de email marketing? ¿Ya estás implementando algunos de estos tips? ¿Cuáles otros conoces? Déjanos tu comentario.