Muchos han creído que el Marketing Online es una fórmula mágica de éxito pero al aplicarla, no han visto los resultados esperados en su empresa, no lo ven reflejado en las ventas. Esto, porque olvidan  o ignoran que el proceso de venta tiene varias fases. El Marketing Online comprende la fase de promoción principalmente, a continuación enumero varias características que abarca la misma:

  • Generar posicionamiento y penetración.
  • Dar a conocer un producto o servicio.
  • Ser una plataforma de servicio al cliente.
  • Convertirse en un canal de relaciones públicas y branding.

Muchos gerentes tienen conflicto y poca confianza con el tema de invertir en publicidad para medios sociales pues argumentan que esta no vende. Claro, la publicidad en sí misma no vende, sino persuade, motiva e impulsa a la compra o contratación de un servicio.

La labor de SEO permite tener posicionamiento, la gestión en Redes Sociales da lugar a exposición de marca e interacción, pero ambas acciones tampoco venden. ¿Imaginan si el Marketing Online vendiera? los equipos de ventas  y call centers desaparecerían.

La estrategia de Marketing Online debe estar alineada a la estrategia de mercadeo tradicional y ventas, no se trata de dos lanchas que navegan en el mismo mar, sino de una embarcación con un destino fijo. Una complementa a la otra.

A través de la promoción, el cliente se entera y recibe información del producto o servicio ofrecido, despierta interés. Hasta este punto, únicamente se ha producido una reacción, es ahí en donde entra al terreno de juego el equipo de ventas y se encarga de cerrar el ciclo que el Marketing Online gestó.

Saludos.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados