Lo que vas a leer a continuación, puede parecerte una farsa conspiranoica, pero date la oportunidad de analizar esta información y juzgar por tí mismo.

Facebook ha construido la red social más grande del mundo. Esa es la información pública que todos sabemos.

Pero como hemos dicho en ocasiones anteriores, Facebook es en realidad, una inmensa granja de datos.

La información personal que la red social recopila sobre nosotros no se limita al tipo de datos como tu edad, tu ubicación o tu situación sentimental.

Durante años, Facebook ha estado perfeccionando la tecnología que documenta e interpreta patrones de conducta, o como se dió a conocer durante las elecciones pasadas de Estados Unidos, “perfiles psicográficos”.

Uno de los objetivos de este análisis de conductas digitales, es poder anticiparse a nuestras futuras decisiones y así predecir si somos aptos para determinadas promociones que lanzan los anunciantes.

Probablemente hayas escuchado la frase “si un servicio es gratis, el producto eres tu”. Y en cierta medida es cierto en este caso porque Facebook es la segunda compañía de publicidad más grande del mundo, detrás de Google.

facebook-mark-zuckerberg-laptop

camara_tapada_mark_zuckerberg

Existe una leyenda urbana alrededor de esta foto: el mismo Zuckerberg tapa la cámara de su laptop para evitar que otras empresas tengan acceso a su información gestual.

Durante el último trimestre de 2018, Facebook reportó US$16,914 millones en ingresos, que significa un crecimiento de alrededor de US$4,000 comparado a los ingresos reportados durante el mismo período del 2017.

Lo interesante es que más del 95% de estos ingresos llegan a Facebook por la publicidad que las empresas pagan para aparecer en tu timeline.

 

Muchos anunciantes, pocos espacios

Los anuncios no son necesariamente algo malo. Pero como sabes, hasta las cosas buenas hay que dosificarlas. Facebook ahora tiene “el problema” de que hay demasiados anuncios y no hay suficientes espacios para todas las empresas que se quieren anunciar.

Así que la empresa tiene dos opciones: crear nuevos productos y formatos de anuncios, u optimizar las publicaciones patrocinadas.

Y en realidad, no es cuestión de que Facebook se decida por una o por otra.

La red social ha estado haciendo ambas cosas al mismo tiempo. Es por eso que estás viendo más anuncios en Instagram y Messenger. Y es también por eso que los anuncios en Facebook parecen más relevantes que nunca.

También en un artículo anterior comentamos sobre las funciones que Facebook lanzará en los próximos meses: Anuncios con realidad aumentada y anuncios en las historias.

Si Facebook puede mostrarte anuncios relevantes y terminas haciendo clic con más frecuencia en esos anuncios, entonces los anunciantes le pagarán más dinero a Facebook.

Así que Facebook ha estado recolectando la mayor cantidad de información personal posible, porque la jugada ahora es mostrarte el mejor anuncio.

La empresa conoce tus intereses, lo que compras, a dónde vas y con quién te acuestas. Puede sonar como una exageración, pero recuerda que la plataforma de Facebook es sólo una de las vías por las que la red social recopila nuestra información personal.

 

No puedes esconderte de Facebook

La canción Roots in Stereo de la banda P.O.D. tiene una interesante frase: “You can run and hide, in the end we’re gonna’ getcha” (Puedes correr y esconderte, pero al final te vamos a atrapar).

Y es una analogía que le queda bien a Facebook, porque como ya sabes, la red social también tiene acceso a la información personal (y conductas) que compartes vía

  • Instagram
  • Facebook Messenger e incluso
  • WhatsApp

Eso sin contar que hay varias redes sociales y plataformas digitales que comparten tu información con Facebook. Las más conocidas son Netflix y Spotify.

Tus gustos musicales también podrían ser una de las fuentes para crear tu perfil psicográfico.

Pero según Hipertextual, un estudio de App Census estima que hasta el 30% de apps en Google Play se conectan con Facebook, un dato que sirve para comprender lo preocupante de la situación.

Algunos analistas de tecnología digital opinan que los términos y condiciones de Facebook son una gran mentira.

Son deliberadamente engañosas, demasiado largos y dan lugar a interpretaciones ambiguas. Por lo tanto, no puede simplemente leer los términos de servicio de la compañía y entender lo que sabe de nosotros.

Es por eso que algunas personas han estado descargando sus datos de Facebook.

Puedes hacerlo también, es bastante fácil. Simplemente dirígete a tu configuración de Facebook y haz clic en el pequeño enlace que dice “Descarga una copia de tus datos de Facebook”.

En ese archivo de archivo, encontrará sus fotos, sus publicaciones, sus eventos, etc. Pero si continúas investigando, también encontrarás tus mensajes privados en Messenger (de forma predeterminada, no hay nada cifrado).

Y si continúas cavando un poco más, es probable que también encuentres tu libreta de direcciones completa e incluso metadatos sobre sus mensajes SMS y llamadas telefónicas.

 

No sólo tu información personal en Facebook: también tu información offline.

Resulta que Facebook también compra datos sobre tus compras offline. La próxima vez que pagues una pizza con tu tarjeta de crédito, Facebook obtendrá información sobre esta transacción y hará coincidir este número de tarjeta de crédito con el que alguna vez compartiste en Messenger.

En otras palabras, Messenger es un gran caballo de Troya diseñado para aprender todo sobre ti.

Y la próxima vez que una aplicación te pida acceso a tu libreta de direcciones, hay un 99% de posibilidades de que esta vaya a minar la información de tus contactos para

  • obtener nuevos usuarios
  • enviar correos electrónicos no deseados a tus amigos
  • mejorar la orientación de anuncios y
  • vender direcciones de correo electrónico

Según el Washington Post (que por cierto le pertenece a Amazon), indica que Facebook y otros gigantes tecnológicos están haciendo esfuerzos por tener acceso a nuestra información financiera.

Es decir, Facebook quiere tener tu información bancaria.

Lo que compras es el mejor predictor de lo que comprarás en el futuro. Es una indicación de tu etapa de la vida, y hay muchas cosas que se pueden empaquetar y orientar en función de eso“, dijo Mike Herrick, ejecutivo de Urban Airship.

Facebook ya tiene acuerdos más pequeños con instituciones financieras, como PayPal y American Express, que permiten a los usuarios hacer cosas como revisar recibos de transacciones en Facebook Messenger.

En Centroamérica, las tarjetas de American Express son extendidas por el banco de América Central, BAC.

En marzo, Facebook lanzó un servicio que permitiría a los clientes de Citibank en Singapur solicitar a un chatbot de Messenger el saldo de su cuenta, sus transacciones recientes y las recompensas de las tarjetas de crédito.

Aún sabiendo todo esto, es probable que la mayoría de nosotros sigamos usando Facebook o alguna de sus otras plataformas. En realidad no hay mucho que podamos hacer al respecto.

Pero al menos es bueno que sepas que tus decisiones pueden estar siendo influenciadas por la información personal que Facebook ha recopilado sobre tí en todos estos años.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados