Aquí le presentamos algunos de los elementos que hacen de un nombre de empresa, una herramienta crucial en la estrategia y crecimiento.

Como para toda empresa, su nombre es algo altamente importante, ya que significa mucho y puede llegar a tener mucho más poder del que imaginamos. Algo tan simple y común como un nombre puede variar mucho en nuestra función, por esta precisa razón es imprescindible elegir un buen nombre para cualquier empresa o negocio. 

Aunque no lo creamos, un nombre de empresa bien elegido es capaz de facilitarnos mucho las cosas y conseguir que nos vaya realmente bien. Es por esta razón que hay ciertas normas o consejos que podemos seguir a la hora de escoger un nuevo nombre para una empresa emergente.

Si nos informamos y nos dejamos aconsejar veremos que los resultados obtenidos son cada vez mejores, y comprobaremos que la importancia de un nombre estratégico es clave para el éxito. 

También podemos hacer uso de las distintas herramientas que Internet pone hoy en día a nuestra disposición, ya que gracias a todos los avances tecnológicos tenemos a nuestro alcance diferentes facilidades que nos allanan el camino, como puede ser este generador de nombres.

 

4 Consejos para obtener un nombre de empresa estratégico

Así pues, en primer lugar,  el nombre que tenemos que elegir es uno que comunique directamente a qué nos dedicamos.

Es decir, el objetivo es que cuando se oiga nuestro nombre, la gente sepa qué clase de servicios presta la empresa, qué vende o en qué sector se ubica. De darse el caso contrario, estaríamos creando confusiones en los clientes y por consiguiente podríamos estar incluso perdiendo compradores.

Además de esto, el nombre de empresa que hemos de pensar debe ser corto y sencillo. De esta forma conseguiremos que el resto de la comunidad pueda recordar nuestro nombre fácilmente.

Esto facilita, asimismo, un buen posicionamiento ya que al ser un nombre fácil de memorizar es más probable que la gente acabe por aprendérselo e incluso lleguen a recomendarlo a sus conocidos. 

Por otro lado, otro de los consejos claves que hemos de seguir es buscar la originalidad. Si somos capaces de obtener un nombre de empresa original, habremos triunfado.

No obstante, hemos de andar con cautela en cuanto a la originalidad, puesto que si pensamos demasiado podemos obtener nombres algo más complicados, complejos y dificultosos que acabarán por evitar que la gente los recuerde, lo cual no nos conviene si queremos darnos a conocer. 

Como método adicional que podemos usar si todavía seguimos dudosos con la elección de nuestro nombre, es crear una encuesta o votación. Mediante esta herramienta podemos pedir a quienes queramos que voten y quedarnos con el nombre más votado como definitivo.

Aun así, para poder realizar esta opción se precisa haber llegado a ciertas conclusiones previamente, y llegar a la encuesta con al menos un par de nombres como candidatos a elegir. 

 

Obtén el nombre ideal paso a paso

Seguidamente, hemos de tener en cuenta también que el nombre refleje nuestra actividad y de una buena imagen previa a cualquier posible cliente. Es decir, si queremos mostrar seriedad, hemos de elegir un nombre de empresa acorde, no algo que parezca divertido o intente hacer gracia.

También son muchas las veces las que pensamos en escoger un nombre en otro idioma, para dar un impacto mayor al público. Sin embargo, esta no suele ser la mejor opción la mayoría de las veces, ya que dependiendo de la clientela lo entenderán o no.

Por consiguiente, es mejor asegurarse de que cualquier persona que pueda leer nuestro nombre, vaya a entenderlo. 

Adicionalmente, si continuamos pensando estratégicamente el nombre de empresa ideal para nuestro nuevo negocio, o si simplemente estamos pensando en cambiarlo para darle un giro, tendremos que considerar la alternativa de que el nombre sea un gancho para cualquier cliente.

Es decir que el nombre, idealmente ha de escribirse tal cual, como lo pronunciamos. Este aspecto es primordial, ya que sabiendo el nombre correcto y completo podrán buscar toda la información referente a nuestra empresa en Internet

Como última opción para elegir nombre, presentamos la opción de hacer un listado con todos los nombres que se nos vayan ocurriendo y que nos vayan diciendo otras personas. Así podremos ir descartando opciones y deliberar poco a poco. 

De modo que, tras haber visto todos y cada uno de estos pequeños consejos, podemos apreciar la gran importancia que tiene elegir bien un nombre para una empresa.

Sólo el hecho de tener un nombre atractivo y sencillo nos hará llegar más lejos, ya que será mucho más visto y recordado por todo el mundo, tanto en el mundo online como en el mundo real. 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados