La caída de Facebook no es algo nuevo. Lo que sí sorprendió en varios países es que esta vez, las fallas de la red social tuvieron un efecto dominó que afectó a otras plataformas.

Facebook, Instagram y Whatsapp se mantuvieron parcialmente fuera de servicio para algunos usuarios de todo el mundo este pasado miércoles 13 de marzo.

Si bien puedes abrir estas plataformas, varios usuarios reportaron problemas al enviar mensajes en Messenger, adjuntar imágenes en Whatsapp y en general, navegar en Instagram y Facebook.

Incluso la minoría de usuarios de las gafas VR de Facebook, Oculus VR, tuvieron problemas de acceso al contenido.

 

La caída de Facebook y sus plataformas en Latinoamérica

Como seguramente ya sabes, estas plataformas están relacionadas porque todas le pertenecen a Facebook.

Según reporta el sitio The Verge, los primeros reportes de la caída de Whatsapp surgieron en Paraguay y Argentina, aunque progresivamente afectaron a toda la región.

Este mapa de calor del sitio Down Detector muestra cómo los reportes de la caída de Whatsapp fueron especialmente fuertes en México, Colombia, Perú y Chile.

caída de Facebook y Whatsapp en Latinoamérica

Y aunque no se vea reflejado en este mapa, The Verge indica que el país que más se vio afectado por las fallas de Whatsapp fue Brasil.

 

La caída de Facebook afectó a …. Facebook

Debido a que los fallos en la red social impidieron tener una comunicación con sus seguidores en su propia plataforma, Facebook tuvo que recurrir a Twitter para pronunciarse sobre este problema:

Estamos conscientes de que algunas personas actualmente tienen problemas para acceder a la familia de aplicaciones de Facebook. Estamos trabajando para resolver el problema lo antes posible“.

De igual forma Instagram se pronunció en Twitter sobre el problema.

 

La posible causa de la falla de las plataformas de Facebook

Los agentes que dirigen el tráfico en las ciudades son indispensables para evitar el caos. Los sistemas de señalización también.

Pero si un agente obliga a los conductores a desviarse de su ruta, puede crear un gran caos en vez de agilizar el tráfico.

En internet, hay “agentes de tráfico”, que ayudan a que la información llegue de un punto a otro. Pero también se dan esos desvíos por error.

Esta analogía sirve para entender la explicación técnica que provee el sitio TechCrunch sobre la caída de Facebook:

El enrutamiento del tráfico de Internet en todo el mundo se basa en un protocolo llamado “border gateway protocol” o BGP, que administra la forma en que el tráfico de Internet se dirige.

Este protocolo BGP depende de la confianza entre los operadores de red para no enviar datos incorrectos o malintencionados.

Pero los errores ocurren, y las instrucciones con errores pueden causar una “fuga de ruta” que lleva a la confusión sobre a dónde debe ir el tráfico de Internet y puede llevar a interrupciones masivas.

Cuando ocurre una fuga de ruta del protocolo BGP, las instrucciones del sistema que dirige la información de un punto a otro es inexacta, por lo que es rechazada ya sea por el receptor, el remitente, o el intermediario a lo largo de la ruta en la que viaja cierta información.

Esta versión aún es una hipótesis de TechCrunch, por lo que tendremos que esperar la información oficial.

 

Reflexiones para una estrategia digital

Esta falla de las plataformas digitales de Facebook resultó en que muchas publicaciones que habían sido programadas para ese día, no fueron publicadas, o en el mejor de los casos, no tuvieron el alcance que pudieron haber tenido.

Si bien para el usuario representó una mala experiencia, para algunas marcas e influencers, esto alteró la planificación de la estrategia digital que están implementando.

Afortunadamente el fallo fue momentáneo y al momento de escribir esto, los servicios en todo el mundo parecen haber sido restablecidos.

Pero esta interrupción global es una oportunidad para reflexionar sobre dónde estás poniendo la inversión (en tiempo, en personal y en dinero) para tu estrategia digital.

Aún cuando tengas un alcance orgánico respetable en Facebook o tus historias sean vistas por miles en Instagram, es importante recordar que las redes sociales son propiedades rentadas.

En una casa alquilada, tus decisiones están limitadas por las decisiones del dueño.

Si un día al dueño de la casa se le ocurre que ya no te quiere en ella, te verás en la necesidad de salir de ese lugar, aún si tienes muchos amigos en las vecindades.

En una perspectiva empresarial, las comunidades y relaciones que tanto hemos cultivado en las redes sociales pueden desaparecer si estas plataformas fallan, o simplemente sus políticas cambian (como ya ha pasado) y deciden que tu marca debe quedar al margen de ellas.

Es por eso que se hace necesario que construyas tus comunidades alrededor de propiedades que te pertenezcan (valga la redundancia).

Es decir, además de las redes sociales, es necesario que nuestra estrategia digital también se enfoque en construir comunidades y cultivar relaciones que graviten alrededor de nuestro sitio web.

Y la forma de cultivar seguidores que lleguen constantemente a tu sitio web, es mediante una estrategia de contenidos constante y permanente (el contenido no debe ser una campaña temporal), que dirija el tráfico hacia ti, en un ecosistema en el que tu tienes el control, tu decides qué contenido está permitido y cuál no.

Una estrategia digital sólida no se basa únicamente en publicar en redes sociales, sino en usar las redes sociales como uno de los componentes de tu comunicación digital, en donde también tienen un peso importante la estrategia de contenidos de tu sitio web.

 

Actualizaremos esta nota a medida que tengamos más información sobre las causas de la caída de Facebook.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados