¿Te han llegado cadenitas de mensajes o felicitaciones anónimas? Estos son algunos de los peligros en Whatsapp que debes conocer.

Desde que la plataforma de mensajería WhatsApp fue adquirida por Facebook en 2014, su crecimiento ha sido imparable.

Y aunque esta plataforma ha venido a cambiar la forma en que nos comunicamos, también hay algunos peligros en Whatsapp que debemos conocer.

La aplicación ahora cuenta con más de 1,500 millones de usuarios, de los cuales 1,000 millones de usuarios activos diarios alrededor del mundo.

Facebook Explore

Aunque estos datos son del 2017, muestran la tendencia en la participación de usuarios, la cual no es mutuamente excluyente. Es decir, el usuario de Whatsapp, también es usuario de otras plataformas.

Y como podía esperarse, la adopción masiva también le ha implicado una fuerte cantidad de estrategias oscuras que buscan engañar a los usuarios.

WhatsApp ha reforzado su seguridad en los últimos años al agregar la verificación en dos pasos y el cifrado de extremo a extremo automático.

A pesar de esto, todavía hay algunas amenazas de seguridad que debe conocer.

 

Peligros en Whatsapp: Malware Web

Con más de mil millones de usuarios, es casi seguro que los cibercriminales malintencionados buscarían explotar la popular aplicación de mensajería.

A inicios del 2015, WhatsApp anunció el lanzamiento de una interfaz web y una aplicación de escritorio, de las cuales, al menos la versión web se popularizó en los últimos dos años.

Lee también: El fenómeno de los Net Centers: Entrevista con Luis Assardo.

 

Cuando buscas las versiones web o la app para desktop, ya sea para el entorno Windows o para el entorno Mac, notarás que hay varias versiones que no son desarrolladas por Whatsapp, o por su empresa madre, Facebook.

Y algunas de estas versiones “genéricas” contienen peligros en Whatsapp que deberíamos conocer.

Como era de esperar, los piratas informáticos se lanzaron rápidamente a los sitios web y aplicaciones de WhatsApp falsos con las cuales han robado datos y han distribuído malware.

El sitio de noticias de plataformas digitales Trecebits puso la luz sobre una de las amenazas más recientes, el mensaje que decía: “Toque esta linea azul y vea la magia… “

Este mensaje viene acompañado de un link fraudulento y si recibes este mensaje, por tu seguridad es mejor que lo ignores o que lo borres si es posible.

Según reporta Trecebits, esta página web activa el envió de mensajes piramidales, en el que el mismo mensaje, se manda a todos los contactos del usuario que hizo click en el enlace.

 

Backups no encriptados

Los mensajes que envía a través de WhatsApp están cifrados de extremo a extremo, lo que significa que solo tu dispositivo tiene la capacidad de decodificarlos.

Esto evita que tus mensajes sean interceptados durante la transmisión, pero no dice nada de su seguridad mientras está en su dispositivo.

Tanto en iOS como en Android es posible crear una copia de seguridad de tus mensajes en iCloud o en Google Drive.

Las copias de seguridad creadas por WhatsApp contienen los mensajes descifrados en tu dispositivo.

Es decir, aunque tu comunicación esté protegida, la copia de seguridad en sí no está cifrada. Si alguien quisiera acceder a tus mensajes, podría buscar -y encontrar- tu copia de seguridad diaria.

Actualmente no existe la posibilidad de cambiar la ubicación de la copia de seguridad, lo que significa que está a merced del servicio en la nube para mantener tus datos protegidos.

iCloud, en particular, ha sufrido una mala reputación de seguridad.

Uno de los supuestos beneficios del cifrado es, para bien o para mal, ser capaz de evitar que el gobierno y la policía puedan acceder a tus datos.

Como la copia de seguridad sin cifrar está disponible en uno de los dos proveedores de almacenamiento en la nube con sede en los EE. UU., cualquier persona con una orden judicial podría  tener acceso ilimitado a tus mensajes.

En muchos casos, esto hace que el cifrado de mensajería de extremo a extremo sea de cierta forma inservible.

 

¿Qué podemos hacer?

Algunos analistas de temas digitales señalan que debemos desarrollar un “alfabetismo digital” es decir, una madurez, ser capaces de desarrollar un olfato para los peligros en Whatsapp.

Por ejemplo, debemos entender que, para enviarnos un mensaje por Whatsapp, cualquier persona podría conseguir nuestro número telefónico e iniciar una conversación o al menos, el envió de mensajes.

Whatsapp es una importate herramienta de comunicación, pero como todo lo que tiene una adopción masiva, es recomendable que la usemos con precaución y con una dosis de escepticismo.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados