Live shopping: la experiencia e-commerce del futuro

Home | iLifebelt Times | Live shopping: la experiencia e-commerce del futuro

La pandemia de Covid-19 ha traído transformaciones económicas sin precedentes, desde la transformación del trabajo, hasta una creciente transformación digital. En ese contexto el e-commerce no iba a salir indemne. De hecho, en el sector también se han producido numerosos cambios de consideración. 

No hablamos única y exclusivamente de la aceleración del comercio electrónico, sino de verdaderas tendencias que no habíamos visto con tanta intensidad antes del 2020, el año en el que la pandemia se profundizó y lo cambió todo. 

Una de esas tendencias es el live shopping, un espacio en el que las transmisiones en vivo se encuentran con el e-commerce y las redes sociales. Es un contenido interactivo que se puede comprar y que permite a los comerciantes acercar sus tiendas en línea a la experiencia de comprar en persona. 

Esto significa que las marcas pueden convertir descripciones aburridas y técnicas de productos en páginas estáticas en conversaciones naturales y emocionantes. 

Si te has cansado de ver imágenes de productos en las tiendas en línea, preguntándote cómo funcionan en realidad o si son lo que buscas, el live shopping es para ti. Y si eres un comerciante que busca facilitar la experiencia de compra y hacerla más atractiva, el live shopping también es para ti. 

 

¿Es el live shopping el futuro del e-commerce?

Al ser en vivo, el live shopping combina lo mejor del e-commerce y la compra física, ya que permite a los usuarios conocer las propiedades de cualquier producto de forma entretenida, faculta a las empresas para interactuar de manera más íntima con sus clientes. El live shopping ya representa el 10% de todo el comercio electrónico en China, con más de 265 millones de usuarios. 

En agosto de 2020, Tommy Hilfiger realizó su primera prueba oficial de live shopping, alcanzando más de 14 millones de espectadores, y logrando la venta de 1.300 productos en tan solo dos minutos.

Según datos de Coresight, el live shopping generó $60 mil millones en ventas globales tan solo en 2019 en los Estados Unidos. Y se calcula que para 2023 generará 75.000 millones de dólares más en ese país. 

Parece que el resto del mundo está comenzando a ponerse al día, y que el atractivo de las compras en vivo para los compradores en otras partes del mundo no hará sino crecer. En un mundo que aún limita la movilidad y las experiencias tradicionales, las compras en vivo constituyen una experiencia que se asemeja más a las compras en persona. 

Los compradores pueden ver a las personas en tiempo real mientras prueban los productos,  y al mismo tiempo tienen la capacidad de comentar o hacer consultas, lo que permite que la marca reciba comentarios e impresiones al instante. Así las cosas, todo parece indicar que el live shopping comienza a postularse como el futuro del e-commerce. 

 

Quizá también te interese leer Las 5 mejores herramientas para monitorear el SEO de tu sitio web

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *