Uno de los sectores demográficos más valiosos para Facebook es el de los adolescentes de 12 a 17 años, a quienes están perdiendo rápidamente. El mismo fenómeno está ocurriendo con usuarios menores de 12 años y con el sector de 18 a 25.

Se trata de una de las revelaciones recientes más impactantes sobre uso de redes sociales, expuesta por el análisis realizado por la prestigiosa firma eMarketer. La noticia ha dado la vuelta al mundo, incluso la revista Vanity Fair ha denominado a este fenómeno como una “bomba de tiempo demográfica”.

Te recomendamos leer: Cuántos usuarios tiene Facebook en el mundo y otras estadísticas de uso

 

¿Cuántos adolescentes perdió Facebook?

Los adolescentes son el sector demográfico consumidor de tecnología más voluble de todos. Sin embargo, el grueso de empresas que se mueven de alguna manera dentro de esa industria intentan capturarlos.

La razón no es tan compleja. Se trata del grupo de personas que pronto entrarán al mundo laboral activo, cuyos gustos se convertirán en la brújula de sus compras, que están en una edad ideal para transformarlos en consumidores fieles.

En el caso específico de Facebook, en una buena medida, su sostenibilidad a largo plazo depende de que las nuevas generaciones adopten su uso y lo mantengan a lo largo de su vida.

facebook

Imagen de Shutterstock: social networking

Pero esto no está ocurriendo. Aunque a nivel global la cantidad de usuarios sigue en aumento, esto se debe a un incremento en el otro extremo demográfico, personas mayores de 50 años.

Tan solo el año pasado, Facebook perdió 1.4 millones de usuarios de entre 12 y 17 años, un número casi tres veces más alto de lo que se había predicho. Si ampliamos el rango, los datos apuntan a una pérdida total de 2.8 millones de usuarios menores de 25 años.

El reporte de eMarketer pronostica para 2018 un descenso de 5.6% en usuarios de 12 a 17 años, y de 5.8% para aquellos entre 18 y 24 años.

Sin embargo, esta situación no es ninguna sorpresa para Facebook. Ya en 2013 preveían la posibilidad, lo que los empujó a buscar alternativas. La compra de Instagram no fue casualidad.

 

Instagram y Snapchat se benefician

Con sus padres y abuelos enviando solicitudes de amistad, los adolescentes ya no ven atractivo el uso de Facebook. Algunos abandonan sus cuentas, pero también hay un creciente número que nunca tendrá una para empezar.

facebook

Imagen de Shutterstock: Instagram application menu

Eso no significa que estén dejando de lado completamente su presencia en redes sociales, simplemente están migrando a otras plataformas que se ajusten más a su forma de comunicarse.

Los adolescentes ya no están interesados en contar con un registro a largo plazo de sus actividades, prefieren lo efímero.

Expertos opinan que están migrando a uno de dos lugares: Snapchat e Instagram. De nuevo, la predicción de eMarketer es que en 2018, Instagram obtenga 1.6 millones de nuevos usuarios menores de 24 años y 1.9 millones para Snapchat en ese mismo grupo.

Aunque Facebook cuente con Instagram para solventar en alguna medida la pérdida de usuarios jóvenes, Snapchat seguirá dominando allí. Sin embargo, cuando se habla de total de usuarios, Instagram sale triunfante.

Pero habrá que estar atentos a Snapchat, porque se encuentran en un proceso de rediseño de su aplicación para hacerla más fácil de usar. Con ello se busca y pronostica que aumentará la cantidad de usuarios mayores de 25 años.

“La pregunta será si a los usuarios más jóvenes les seguirá pareciendo atractivo Snapchat si sus padres y abuelos están allí. Ese es el predicamento en el que Facebook se encuentra”, comenta Debora Aho Williamson de eMarketer.

facebook

Imagen de Shutterstock: Facebook against snapcha

 

La reacción de Facebook

Como mencionamos anteriormente, Facebook vio venir esta situación desde 2013 y ha estado trabajando duro para intentar contrarrestarla y mantener la atención de sus usuarios.

Entre las acciones que ha tomado se encuentra Facebook Watch, que es su propia plataforma de video bajo demanda, en el que están buscando invertir en contenido original de video.

Por otro lado, se encuentra la app Onavo Protect, que les ha permitido observar el comportamiento de los usuarios en sus propios teléfonos. De esta cuenta, Facebook ha recolectado datos valiosos, como qué aplicaciones utilizan los usuarios y cuánto tiempo pasan en éstas.

Esta información ha sido utilizada de forma que para muchos expertos resulta poco ética. Así es como han logrado adquirir, imitar y desbaratar cualquier competencia que hayan tenido hasta el momento.

Un ejemplo es el desarrollo de una herramienta de mensajería de videos grupales, llamada Bonfire, que anunciaron recientemente. Un artículo en The Verge acusa a Bonefire de ser un clon de Houseparty, una de esas aplicaciones que detectaron en los datos recolectados por Onavo y que amenazaba con ser una competencia fuerte en el sector demográfico de los más jóvenes.

Facebook se está esforzando por encontrar maneras de atraer y retener a los adolescentes de entre 12 y 17 años, estará por verse si estos esfuerzos darán los resultados que esperan.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados