Para enfrentar la premura del usuario (el usuario web estándar no soporta una espera mayor de 5 segundos) se requiere el empleo de variadas técnicas y principios que ayudarán a superar el desafío de ofrecer la información disponible para que el visitante no tenga mayor dificultad en encontrarla y usarla. En este sentido es acertado utilizar algunas de las herramientas que ofrecen disciplinas como la Arquitectura de Información y Diseño de Experiencias de Usuario, que permiten desarrollar un “balance individual para cada proyecto entre los objetivos y el contexto del negocio, las necesidades y comportamiento de los usuarios, y las combinaciones posibles del contenido disponible“.

En este sentido lo que se espera es que el contenido represente una oferta de valor para el visitante, de tal manera que no sólo llegue a ver lo que se le ofrece, sino que a raíz de lo que encuentra pueda realizar las acciones que se le proponen. Para esto es vital que previamente se pueda generar un ambiente en torno al contenido que apoye este tipo de experiencia.

Finalmente, será importante preocuparse de que el código de programación (HTML, XHTML, etc) con el que se construye el sitio web, esté bien formado según el estándar definido por el World Wide Web Consortium y utilice elementos de despliegue rápido que aseguren una presentación eficiente al usuario que visita. Algunas de las herramientas antes reseñadas son:

  • Desarrollo de personas
  • Desarrollo de Wireframes
  • Diseño de interacción
  • Tests de Usabilidad
  • Diseño de la información

Esta información se basa en los estudios que Juan Carlos Camus ha llevado a cabo durante más de 15 años, teniendo como resultado el modelo Margarita, un ciclo completo de desarrollo que implica la creación de contenidos digitales, desde la definición de la estrategia hasta la gestión de los resultados.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados