core updates
Core Updates de Google en 2021: lo que todas las marcas deben conocer de estos cambios

Home | iLifebelt Times | Core Updates de Google en 2021: lo que todas las marcas deben conocer de estos cambios

Si has utilizado por algún tiempo la web y sus motores de búsqueda, en especial Google, el motor de búsqueda líder del mercado a nivel global, con una participación del 87,76%, ya habrás escuchado sobre los core updates, o las actualizaciones principales del buscador, realizadas todos los años, y en muchas ocasiones sin que siquiera lo notes. 

Los core updates brindan una oportunidad para que los propietarios de sitios web, y los especialistas en marketing digital, vean si sus esfuerzos por optimizar y mejorar sus sitios web se alinean de verdad con los cambios que Google realiza continuamente en todos sus algoritmos.

Cualquiera que lidie con estrategias SEO, ya sea profesional o principiante, está a merced de Google. Incluso cambios menores en su algoritmo pueden significar grandes diferencias en la clasificación de un sitio web, y muchas veces esto nos toma desprevenidos. 

El Core Update de Google en Julio de 2021: Inteligencia Artificial para los títulos de las páginas

Concretamente, desde julio de 2021, hasta finales de agosto, Google finalizó cambios en su algoritmo que impactan considerablemente las estrategias de SEO, y se convierten en una de las transformaciones más importantes del buscador en los últimos tiempos. 

Los cambios se centran esta vez en una nueva actualización de la etiqueta de título, y en los Core Web Vitals. Pero vamos por partes. En lo que al nuevo sistema de Google para generar títulos de páginas se refiere, será dinámico, y además responderá a los cambios en las etiquetas HTML.  Google introdujo un nuevo sistema de generación de títulos para las páginas web basado en Inteligencia Artificial. 

Antes de esta actualización, Google utilizaba la consulta en la forma de búsqueda para generar los fragmentos del título en los resultados. Esto es algo que ya no sucederá con el nuevo sistema. La compañía afirma que ya no hará uso de la consulta para hacer los títulos que se despliegan.

El nuevo método genera títulos que funcionan mejor para los documentos en general, para describir de qué se tratan, independientemente de la consulta en particular. El nuevo sistema hace un mayor uso del texto HTML. En particular, utiliza texto que los humanos pueden detectar visualmente cuando entran en una página web. 

Ese texto se correspondería con el título visual principal, o el título que se muestra en una página, que a menudo se coloca dentro de las etiquetas <H1>, según lo ha señalado Danny Sullivan, responsable del área de búsqueda pública de Google. Ello no significa que las metaetiquetas, los títulos, y sus jerarquías, dejarán de ser relevantes al momento de mostrar contenido en una página web. 

La compañía afirma que su objetivo es que se produzcan títulos más legibles y accesibles, y es de esa cuenta que la Inteligencia Artificial pueda elegir un “H1” en tu texto, si considera que es más relevante para la búsqueda en cuestión. 

 

Los Core Web Vitals adquieren más peso e importancia

Es importante destacar el rol cada vez más relevante que tienen los Core Web Vitals. Los sitios web son cada vez más medidos en función de un nuevo estándar que se basa en lo que los usuarios experimentan al visitar un sitio. Esta métrica se compone principalmente de tres piezas:

La primera es el Largest Contentful Paint, o LCP. Básicamente responde a esta pregunta: ¿Qué tan rápido carga la página que estás consultando?, ya sea en una tablet, una laptop, o en tu teléfono móvil. 

La segunda es el Cumulative Layout Shift, también conocido como CLS. Aquí se miden las características de estabilidad visual del sitio. La estabilidad tiene que ver con los elementos de la página. El CLS mide la suma total de todas las puntuaciones de cambios en el diseño inicial de una página web por cada cambio que ocurra durante toda la vida útil de la visita a la página. Un cambio de diseño se produce cada vez que un elemento visible cambia su posición.

Y la tercera es el First input Delay, también conocido como FID. Este mide el tiempo desde que un usuario interactúa por primera vez con una página, como cuando hace clic en un me gusta o un botón, hasta que el navegador comienza a procesar las respuestas a esas interacciones. 

En conclusión, es muy importante entender que ahora todo se reduce a asegurarse de que si dos sitios tienen resultados similares para la misma consulta, el tuyo debería ganar esa batalla ofreciendo una mejor experiencia de usuario. 

Para saber qué tal lo hace tu sitio Google tiene un puñado de herramientas fáciles de usar que te permitirán ese análisis, como Google PageSpeed ​​Insights, Google Search Console, o el Informe de UX de Chrome. Así que, ¡Comienza a trabajar en ello! 

 

Quizá también quieras leer Tendencias SEO que están dominando en 2021 en Latinoamérica

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *