Dado el éxito que ha tenido facebook y en general los Social Media, las empresas han implementado el uso de las mismas dentro de las empresas, ya sean éstas grandes o pequeñas. Las redes sociales han funcionado para reforzar la relación profesional en el seno de la organización y para beneficio de sus empleados.

Algunos pensarán que el implemento de las redes sociales corporativas es solamente por moda; sin embargo desde las empresas se defiende la gran utilidad de estas herramientas.

Las redes sociales se pueden convertir en una herramienta de trabajo más dentro de las empresas. Entre los beneficios que aportan, se encuentran:

  • La fraternidad y el compañerismo que se producen por el uso de las redes sociales, que facilitan el intercambio de experiencias y el conocimiento mutuo. Aparte de este complemento se fomenta la construcción de un equipo y la identificación con otras personas que trabajan dentro de la empresa.
  • La resolución de dudas se hace más sencilla, al no tener que recurrir a procedimientos escritos. Es más fácil que un empleado le explique algo a otro de tú a tú, antes que leer un buen número de páginas técnicas. Además, la duda resulta se queda allí para todos, como sucede en un foro.
  • Las redes sociales facilitan la colaboración entre los empleados. No sustituye a herramientas colaborativas específicas, pero al facilitar la comunicación, ocurre la mismo con el intercambio de información.
  • El abandono de envío masivo de email es otra de las ventajas. Es más sencilla colocar un mensaje para que lo vean todo el mundo en la red social.
  • Los empleados también pueden conectarse con otros que trabajan en proyectos similares o desempeñan una función parecida en lugares alejados entre sí.

Tal vez el principal problema que afrontan las redes sociales corporativas es el de la gestión y protección de la información. Generalmente este es un tema difícil, ya que los secretos empresariales o sencillamente algunos datos que todavía están en manos de un reducido número de personas tendría una vía por donde filtrarse.

Estas redes sociales generalmente tienen un sistema para restringir la información a ciertos círculos, o bien que la información se difunda según estipule el usuario. Pero lo que es más complicado tiene que ver con el lugar en donde están almacenados los datos. Algunos proveedores utilizan sus propios servidores, lo que puede suponer la externalización de detalles importantes.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados