Un gran Distrito Metropolitano, una gran cantidad de problemas comunes

Plantear la idea de Área metropolitana no es nuevo en el lenguaje, ni descabellado en las posibilidades. Hay exposiciones, como la presentada por el Centro de Estudios Urbanos y Regionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala que habla sobre el tema, y que hace referencia a proyectos para regular una Ley de Creación del Distrito Metropolitano, cuya base fue realizada por la Arquitecta Amanda Morán Mérida. Si bien no existe en la jurisprudencia, el Distrito Metropolitano, ya es palpable en el diario vivir de los vecinos, y más aun en el sufrir de los problemas comunes que se tienen en esta gran urbe. El Área Metropolitana de Guatemala tiene una población que supera los 3 millones de habitantes, y es en la actualidad el núcleo urbano más grande de América Central. La ciudad de Guatemala ya sobrepasó sus límites jurisdiccionales, ahora suele llamársela Área Metropolitana de Guatemala (AMG), a lo que conforman los municipios de: Guatemala, Villa Nueva, San Miguel Petapa, Mixco, San José Pinula, Santa Catarina Pinula, Fraijanes, Villa Canales y Chinautla.

En los manuales prácticos, para poder ejecutar con éxito una integración en armonía, existe lo que se conoce como PEU o Planificación Estratégica Urbana, este permite en manera general, clarificar el modelo de ciudad deseado y avanzar en su consecución, coordinando los esfuerzos públicos y privados, canalizando las energías, adaptándose a las nuevas circunstancias y mejorando las condiciones de vida de los ciudadanos. La planificación estratégica es una técnica que se ha aplicado en múltiples facetas de la actividad humana; sin embargo, es relativamente reciente la aplicación de la planificación estratégica a la realidad urbana, a las ciudades y regiones o áreas metropolitanas y sus inicios son eminentemente prácticos y artesanales: una mezcla de pensamiento, técnicas y arte o buen hacer. En lo que respecta al repaso histórico, fueron suficientes 15 años de práctica para que la técnica se extendiera y se organizara el primer “Encuentro de ciudades europeas y americanas para el intercambio de experiencias en planificación estratégica”. Dicho encuentro, celebrado en Barcelona en 1993, contó con la colaboración del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Bando Mundial (BM), la Comisión de la Comunidad Europea y el Instituto de Cooperación Iberoamericana. Participaron, entre otras, las ciudades de Ámsterdam, Lisboa, Lille, Barcelona, Toronto y Santiago de Chile.  En dicho encuentro se puso de manifiesto, entro otros aspectos relevantes, que si en las grandes ciudades se abordan procesos de colaboración para realizar procesos de planificación estratégica, y si se consigue un entendimiento razonable entre las administraciones, las empresas y una amplia representación de agentes sociales, entonces se generan sinergias organizativas que, a media plazo, mejoran la aplicación de los recursos y la calidad de vida de los ciudadanos.

Se pretende encarar la problemática metropolitana, en el sentido de que los límites no se rigen por el área geográfica que enmarca cada ayuntamiento, sino más bien en función del bienestar común de los vecinos que vivimos y nos movemos todos los días por los diferentes municipios que enmarcan el área metropolitana.

Artículo publicado por: New Times Guatemala (Año 1, # 25)

Fotografía: Eduardo Jagan.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados