En los últimos años, las redes sociales han aumentado en popularidad y son uno de los principales motivos de la utilización de Internet (principalmente entre la gente jóven). Sin embargo, sus usuarios se ven expuestos a un conjunto de amenazas informáticas que pueden atentar contra su información, su dinero o incluso la propia intefridad del usuario. De acuerdo al último estudio de InSite Consulting, América Latina es la región con mayor porcentaje de uso de redes sociales del mundo, alcanzando un 95%. Ante la creciente tendencia de los ciber-atacantes a utilizar las redes sociales como medio para sus acciones maliciosas, se vuelve de vital importancia para el usuario estar protegido y contar con un entorno seguro al momento de utilizarlas.

Entre los principales riesgos a los que se expone el usuario en el uso de las redes sociales pueden mencionarse el malware, el phishing, el robo de información y el acoso a menores de edad.

Recomendaciones básicas para evitar ser víctimas de ataques informáticos:

1. No ingresar a enlaces sospechosos: evitar hacer clic en hipervínculos o enlaces de procedencia dudosa.

2. No acceder a sitios web de dudosa reputación: muchos sitios web suelen promocionarse con datos que pueden llamar la atención del usurio (como descuentos en la compra de productos, ofrecimientos gratuitos o material pornográfico).

3. Actualizar el sistema operativo y aplicaciones: para evitar la propagación de amenazas a través de las vulnerabilidades que posea el sistema.

4. Aceptar sólo contactos conocidos: De esta manera se evita acceder a los perfiles creados por los atacantes para comunicarse con las víctimas y exponerlas a diversas amenazas informáticas.

5. Evitar el ingreso de información personal en formularios dudosos: que contenga campos de información sensible (por ejemplo, usuario y contraseña).

6. Una buena estrategia es corroborar el dominio y la utilización del protocolo HTTPS para garantizar la confidencialidad de la información.

Sin lugar a dudas las redes sociales son un valioso recurso para los internautas. Para usarlas con seguridad, es recomendable no subestimar a los delincuentes informáticos y aprender a hacer un uso correcto de herramientas tecnológicas, configurarlas de modo adecuado y hacer una navegación responsable.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados