Las redes sociales han venido a replantear las estrategias de comunicación y branding de las empresas. Siendo canales que facilitan la comunicación entre miles de personas en tiempo real, se han ido consolidando como medios de promoción de ventas, atención al cliente, fidelización a la marca, entre otros. Grandes corporaciones y Pymes se han beneficiado de esta nueva tendencia online. Sin embargo, aunque las plataformas virtuales permiten crear perfiles gratuitamente, se necesita tener en consideración varios aspectos, antes de decidir participar en los diversos medios sociales.

Con el auge de la web 2.0, han surgido muchas opciones. Podríamos mencionar: Twitter, Facebook, Google+, Linkedin, Flickr, Tuenti, Blogger, Youtube, etc. Habiendo tantas alternativas, ¿cómo pueden hacer las empresas para determinar en qué redes sociales estar?

En primera instancia, se piensa en aquellas que son más utilizadas en el entorno donde se encuentra la empresa y que integran el mayor número de usuarios del target de la empresa. No debe cometerse el error de crear un perfil en cada red social que se encuentre. Ya que los usuarios perciben las redes sociales como una “sucursal” de la empresa en donde pueden ser atendidas sus dudas, comentarios, reclamos, etc., y lógicamente al tener presencia en muchas redes sociales, la gestión requerirá del doble de esfuerzo. El problema es cuando las empresas abren cuentas en varias redes sociales, y al cabo de un tiempo las dejan en el olvido, no actualizando, o simplemente no respondiendo a los usuarios.

Es primordial definir que se espera obtener de la presencia en redes sociales y recordar que no todas las redes sociales son para todos; por lo tanto, la participación deberá ser definida en base a la personalidad de la empresa. Ya teniendo definido que se quiere lograr, se debe establecer una estrategia de comunicación para lograr los objetivos planteados. Así mismo, debe nombrarse al personal encargado de la gestión, monitoreo, análisis, etc., de la participación en redes sociales, para garantizar la consecución de los objetivos.

Esperamos que estos pequeños consejos, les ayuden a definir su participación en los medios sociales, y que tanto los usuarios como la empresa, pueden ser retribuidos de dicha relación.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados