Una simple publicación en Facebook inició un movimiento que derrocó a un gobierno corrupto. Hoy, un año después de las manifestaciones en la Plaza de la Constitución de Guatemala, analizamos la importancia que tuvieron las redes sociales en el destino político de un país.

El “timeline” de los sucesos

16 de Abril del 2015. El Ministerio Público y la CICIG (Comisión contra la Impunidad en Guatemala), revelaron la existencia de una red de defraudación en las aduanas de Guatemala, en la que estaban involucrados altos funcionarios de gobierno.
Ese día, los primeros tuits de las cuentas del MP y la CICIG sobre el #CasoLaLinea empiezan a viralizarse.

Esa misma noche, empujada por la frustración, Lucía Mendizabal, una ciudadana común y corriente comparte en Facebook una publicación donde hacía evidente su molestia por la corrupción. En este post, invitaba a que “en vez de votar nulo, manifestemos en la calle.” Pero para ella, era uno de esos posts que tendría algunos likes y se desvanecería en el tiempo.

 

17 de Abril de 2015. Para la mañana del día siguiente, ya varias personas habían comentado en la publicación de Lucía, que estaban de acuerdo con la manifestación, y le preguntaban ¿Cuándo? ¿Dónde nos juntamos? Comprometida, Lucía decide crear un evento en Facebook que invitaba a una manifestación para el 18 de Abril. Lucía comenta que si hubiera recibido la confirmación de 60 personas, se daba por satisfecha.

En menos de 24 horas, más de 600 personas habían confirmado que atenderían al evento.

Al ver la respuesta masiva, Lucía decide pedir ayuda a Gabriel, un joven que sugiere cambiarle de nombre al evento de “Manifestación Pacífica para pedir la Renuncia de Roxana Baldetti” a “#RenunciaYa”, y cambiar la fecha del evento del 18 al 25 de abril.

Ese mismo día, la publicación de Twitter de la CICIG es compartida 105 veces y la indignación social empieza a crecer.

 

20 de Abril de 2015. El nuevo evento en Facebook llamado #RenunciaYa ya había recibido la confirmación de 4,000 personas.

 

25 de Abril de 2015. La asistencia superó las expectativas generadas por las confirmaciones en Facebook. Más de 30,000 personas se hicieron presentes a la Plaza de la Constitución. Esto pasó de un evento online, a un movimiento nacional, en el que se veían varios sectores de la sociedad participando.

Screen Shot 2016-04-25 at 11.38.29 AM

A partir de aquí, las manifestaciones de los fines de semana se hicieron cada vez más fuertes. Ni siquiera la lluvia torrencial detuvo la fuerza de estas manifestaciones que resultaron en:

8 de Mayo: ante la presión social y cuestionamientos de medios, la Vicepresidenta Roxana Baldetti renuncia a su cargo.

27 de Agosto de 2015. Si bien las manifestaciones se programaban para los días sábados, para Agosto, la indignación había tomado tanta fuerza, que varias organizaciones convocaron a un paro nacional un día Jueves.

El movimiento tenía tal poder de convocatoria, que varias empresas manifestaron su apoyo en redes sociales y se unieron al #Paro27A.


2 de Septiembre de 2015. Renuncia el Presidente Otto Pérez Molina. En cuestión de horas, el ya expresidente estaba detenido en la cárcel.

Fue así como aquel movimiento que se generó con una publicación en Facebook ya había evolucionado a un movimiento nacional en el que participaron más de 100,000 personas en las calles de Guatemala.

Los movimientos de apoyo fueron locales e internacionales. Los guatemaltecos alrededor del mundo organizaron marchas tan lejos como Argentina y Austria.

Screen Shot 2016-04-25 at 11.58.45 AM

Screen Shot 2016-04-25 at 11.59.32 AM

Screen Shot 2016-04-25 at 12.01.50 PM

Screen Shot 2016-04-25 at 12.00.45 PM

Screen Shot 2016-04-25 at 12.00.05 PM

Ante la actuación tan contundente que tuvo la CICIG en Guatemala, un movimiento similar surgió en Honduras. Varias manifestaciones fueron organizadas para exigir la instalación de la Comisión contra la Impunidad en Honduras (CICIH).

 

¿Qué lecciones podemos aprender de esta lección?

  • Las redes sociales te pueden dar el poder para iniciar un movimiento masivo.
  • No tienes que ser una personalidad para tener poder de convocatoria. Sólo tienes que encontrar un sentimiento común que sea lo suficientemente fuerte para que una publicación se transforme en acciones que tengan el potencial de transformar a tu entorno.
  • Si la CICIG y el Ministerio Público no hubieran compartido la noticia a través de sus redes sociales, tal vez la indignación no se hubiera viralizado.
  • Tal vez el nombre inicial de la manifestación se centraba demasiado en Roxana Baldetti, pero al cambiarlo por un hashtag fácil de compartir, el evento se popularizó y aplicó a la corrupción en general, en vez de sólo una persona.

El movimiento #RenunciaYa no se ha institucionalizado porque pretende ser un conglomerado de iniciativas por el bien de Guatemala, sin fines de lucro y que responde al sentir de la población y no de intereses de ningún sector en específico.

Los organizadores originales de #RenunciaYa se desintegraron pero el nuevo movimiento que se conformó a raíz del primero sigue con la misma fuerza. Puedes encontrarlo en las redes sociales como #JusticiaYa.

Screen Shot 2016-04-25 at 1.17.37 PM

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados