Siempre que doy alguna conferencia relacionada con comunicación en medios digitales me gusta mencionar que las Redes Sociales son como un martillo, pueden utilizarse para destruir así como para construir. La gran pregunta es: ¿En qué forma son más utilizadas bajo la perspectiva de la violencia, para promoverla o prevenirla?

Recientemente tuve el privilegio de facilitar una charla en la Universidad de Liverpool en medio del VII Coloquio-Taller de la Red Europea de Investigaciones sobre Centroamérica. Mi charla se titulo “Violencia en Centroamérica y sus connotaciones a través del uso de redes sociales“. Debo reconocer que hablar del tema para mi fue más complicado de lo que tenía previsto ya que era la primera vez que abordaba esta temática. Sin embargo el esfuerzo ha valido la pena ya que cada día Internet y las Redes Sociales cobran más relevancia en la vida de los centroamericanos. Fue una experiencia muy agradable encontrarse con colegas de El Salvador, Costa Rica, Panamá, entre otros.

Uno de los paneles de discusión del VII Coloquio de la Red Europea de Investigaciones sobre Centroamérica.

Uno de los paneles de discusión del VII Coloquio de la Red Europea de Investigaciones sobre Centroamérica.

¿Existe la violencia en Redes Sociales?

De una forma rotunda la respuesta es afirmativa. Es más, en los espacios digitales quizá la violencia esta aún más presente que en la
“vida real”.  El 21 de junio del 2015 La Vanguardia publicaba un articulo titulado “La humillación pública, sin límites en las Redes Sociales” y el 27 de febrero de este año ElMundo lanzaba la nota “Cuando la humillación se hace viral“.  Por así decirlo no hace falta investigar mucho para descubrir esta faceta no tan amigable de los espacios digitales. En mi caso, la primera vez que reflexione acerca de este tema fue escuchando a Jon Ronson en el evento Inbound 2015 realizado en Boston.

En esa ocasión Ronson presentaba el caso de Justine Sacco, quien luego de un Tweet “racista” vivió un ataque masivo en contra de su persona a través de sus perfiles en Redes Sociales (e incluso también fuera del mundo virtual). Ronson se ha especializado en este tipo de fenomenos publicando recientemente un libro titulado “Humillación en las Redes” donde documenta más casos (Una lectura obligatoria para cualquier persona interesada en entender como funcionan las Redes Sociales).

¿Por qué es un tema que debe preocuparnos?

En primer lugar porque cada día hay más usuarios de Redes Sociales en la región y esta situación esta acelerando la incidencia de este tipo de casos. Hoy hay más de 22 millones de usuarios de Facebook en Centroamérica. En segundo lugar porque se observan casos de violencia de forma bastante frecuente (violencia tradicional) que a su vez genera violencia “digital” y por último porque la violencia “digital” es algo con consecuencias devastadoras sin embargo, muchas veces no se percibe dado que no hay balas, sangre, golpes de por medio (sólo palabras…).  En una reciente publicación de PanamaOn se comentaba que el Cyberbullying es más peligroso que el Bullying por el “anonimato” del acosador.

Reflexiones sobre el tema:

  1. El usuario de Redes Sociales juega muchas veces todos los roles en estas situaciones (víctima, victimario, juez). Principalmente los últimos dos.
  2. Los daños de la violencia digital en todas sus modalidades (Cyberbulling, Phishing, Humillación social, etc) son más devastadores ya que el criminal no percibe el daño que hace a la víctima.
  3. Las herramientas digitales también pueden ser armas: Twitter, Facebook, Whatsapp.
  4. Dado que son herramientas también pueden ser utilizadas para construir. Una acción interesante en la región que fue presentada es la de #JuntosPrevenimos. Una campaña organizada por el Instituto Repúblicano Internacional IRI que luego de su buena ejecución en digital, paso también a ser una acción offline para prevenir la violencia.

Algunos casos en la región:

¿Sabes de más casos? puedes dejarlos en los comentarios.

Presentación de la Violencia en Redes Sociales en Centroamérica

Acerca de REDIsca

Agrupación europea e internacional sin fines de lucro, formada por profesores catedráticos, profesores asistentes, docentes, doctorantes e investigadores independientes. Se funda el 17 de diciembre de 2010 en la Universidad de Potsdam, Alemania, como una respuesta al renovado interés que desde hace algunos años viven los estudios sobre Centroamérica en Europa.

Amante de los viajes y los buenos libros. Investigador, speaker y Data Coach. Mis pasiones son la estrategia en comunicación digital y el Neuromarketing.