Cada plataforma social tiene su propio lenguaje. Conoce estos 6 tipos de redes sociales y aprovéchalos al máximo para posicionar tu marca.

Hace unos meses creí saber mucho sobre redes sociales. Es parte de mi trabajo y mucho de mi rutina personal.

Luego me topé con un artículo del blog de Hootsuite, donde el autor desglosaba los distintos tipos de redes sociales que existen.

Entonces que me di cuenta que en el tema de redes sociales nunca puedes pretender que lo sabes todo.

A pesar de que trabajo en redes sociales, hay mucho que aún tengo por aprender de estos medios de comunicación y expresión.

De lo aprendido, les comparto entonces una breve descripción de los tipos de Redes Sociales que hay, y ustedes me dirán en cuantas de ellas están presentes, así que empecemos con las descripciones:

 

1. Redes Sociales Personales

El nombre de esta categoría está en plural, pero en realidad, yo sólo pondría aquí a una: Facebook.

Y no es que las otras redes no sean “redes sociales personales” sino que la mecánica de Facebook es particular.

Siendo una de las primeras redes sociales que surgieron, la característica de la mayoría de usuarios de Facebook es que invitan, y aceptan invitaciones de las personas que conocen en persona.

tipos de redes sociales

No todos entienden esto. Noté que un amigo se sintió molesto porque una chica que quería conocer, no aceptó su invitación de Facebook.

Pero no fue un mal gesto de la chica. Es que Facebook por naturaleza sirve para mantenernos en contacto con la gente que conocemos en persona.

Si bien algunas personas han tenido éxito con Facebook como herramienta para ligar o conectar, la realidad es que la mayoría de usuarios, por seguridad, prefieren agregar sólo a personas de confianza, que conocen en la vida real.

Es por esto que se hace super importante que los negocios tengan una fanpage, es decir, una página de empresa, en vez de un perfil personal.

Debido a las configuraciones de privacidad de Instagram, también podría ser considerada dentro de este grupo.

Hay personas que tienen sus cuentas de Instagram de forma privada (no abierta) y sólo permiten seguidores que conocen en la vida real.

 

2. Redes Sociales por intereses

Luego, están las redes sociales que no dependen tanto de si conocemos en la vida real a una persona para conectarse con ella.

En estas redes sociales lo relevante no es si te conozco o no, sino el grado de intereses en común.

Twitter es el mejor ejemplo de este tipo de redes. En Twitter sigues a personas con las que compartes una forma de pensar, las que te inspiran o te hacen reír.

Pero es socialmente aceptable que sigas a una persona en Twitter por conocer sus ideas, aunque no lo conozcas en persona.

Pasa lo mismo en Linkedin. Muchos de los contactos que se hacen en esta red social tienen el objetivo de ampliar la red de contactos profesionales, aún si nunca hayas visto a las personas en persona.

¿Cuál es la diferencia entre redes como estas y Facebook? Que en Twitter y en Linkedin, usualmente no se comparte contenido íntimo, personal, que podría poner en riesgo tu seguridad.

Además de Twitter y Linkedin, podríamos mencionar también a Pinterest y en algunos casos a Snapchat.

En pocas palabras, la diferencia entre estos dos grupos radica en el grado de confianza que tenemos con nuestros contactos.

¿Publicarías una foto de tus hijos en Twitter o Linkedin? Personalmente preferiría reservar ese tipo de contenido para Facebook, porque allí tengo a mi gente de confianza.

En este grupo también podríamos mencionar a las plataformas para compartir contenido, como

  • Video: Youtube, Vimeo, VEVO
  • Contenido efímero: Snapchat, Instagram
  • Fotos: Instagram, Flickr
  • Audio: SoundCloud, Anchor.

 

3. Foros de discusión

Este tipo de redes sociales es una de las más antiguas. De hecho, son las predecesoras de las redes sociales como las conocemos hoy.

Los foros de discusión surgieron antes del gran auge de Facebook y se popularizaron por la necesidad que tenemos de conocer las opiniones de otras personas para tomar una decisión “informada”.

Unos ejemplos de foros son Reddit, Quora y Digg, los cuales normalmente no requieren del nombre real de la persona, aportando el beneficio del anonimato.

tipos de redes sociales

Para tu negocio no es aconsejable el anonimato, por razones obvias. Más bien, te puedes dar a conocer compartiendo contenido interesante, que sea relevante al giro de tu negocio.

En este tema debes tener cuidado de no caer en la trampa de auto-promocionarte ya que no será bien recibido en esta red.

Mejor opta por compartir enlaces, a tu sitio o blog, que aporten valor al consumidor.

 

4. Redes para organizar contenidos

Redes como Pinterest y Flipboard te dan la oportunidad  de guardar contenido en tu perfil y compartirlo con otros usuarios.

A diferencia de otras redes, la mayoría del contenido de Pinterest no es creado por el usuario, sino sólo organizado.

A este proceso entretenido de organizar el contenido que nos gusta se le llama “curación de contenidos”, aunque en realidad, este término es una mala traducción del inglés “content curation”, ya que no es usual el uso de la palabra “curación” como sinónimo de cuidar y organizar.

Usualmente estas plataformas te proporcionan sugerencias basadas en el contenido con el que has interactuado.

tipos de redes sociales

En pocas palabras, este tipo de redes van construyendo un feed de sugerencias en base a las preferencias que has mostrado cuando visitas el sitio (o la app).

Este tipo de redes representa una gran ventaja para los negocios en cuanto a la optimización del tiempo, ya que se puede tener una estrategia que no requiere crear publicaciones, sino sólo organizarlas.

En este sentido, Gary Vaynerchuk aconseja que una buena estrategia en redes sociales, debe incluir tener una mentalidad de “DJ’s de Contenido”.

Es decir, un DJ no es un compositor, no es músico. El sólo mezcla lo que alguien más creo. Y vaya si no hay DJs que han alcanzado la fama.

 

5. Plataformas de Blogs y Publicaciones

Seguramente estarás pensando que estas plataformas no son inherentemente redes sociales.

Y tienes razón. Pero se vuelven sociales cuando la gente comenta y comparte el contenido. Es decir, son plataformas donde se puede generar algún tipo de interacción.

Estos sitios son más conocidos como blogs, y son espacios para generar contenido más extenso que una publicación de Facebook.

La extensión ideal para una publicación de blog está entre las 500 y 2,000 palabras. Y estas no son cantidades al azar.

Algunos expertos opinan que un artículo de menos de 300 palabras es considerado por Google como contenido irrelevante, por lo que muy probablemente no posicionará bien en su buscador.

Por el otro lado, si lo haces de más de 2,000 palabras, reducirás el número de personas que lo leerán todo.

Por eso, no hay un número exacto y cada audiencia responde diferente a la extensión del contenido. Pero un rango entre 500 y 2,000 palabras es saludable.

Blog de iLifebelt

 

Entre las plataformas de publicación más famosas están WordPress, Blogger, Medium y Tumblr.

Una de las formas más efectivas de hacer que las personas te encuentren en internet, es generar contenido que responda a sus dudas reales.

Así que no desaproveches este tipo de plataformas que tienen funciones de redes sociales!

 

6. Reseñas en línea

Las redes sociales de reseñas en línea, como Yelp o Urbanspoon, han aumentado en popularidad a raíz de la demanda de usuarios por saber la opinión de otros clientes, en referencia a la calidad que se les va a brindar.

En estas redes puedes colocar comentarios sobre el servicio, producto, calidad o ambiente de un negocio, desde hoteles y restaurantes hasta tiendas o productos,

con el objetivo que otros usuarios estén enterados de lo que les puede esperar.

tipos de redes sociales

También es importante que tu empresa o negocio tenga presencia en estas redes para poder resolver inquietudes, consultas y comentarios, tanto positivos como negativos. Esto hará una gran diferencia entre perder un cliente potencial o ganar a un seguidor fiel.

 

Conclusión: Tipos de redes sociales

Lo más importante a tomar en cuenta cuando vayas a abrir un perfil en alguna red social, es tener claro el objetivo que quieres lograr en ella.

Es muy importante entender que cada red social tiene su propio lenguaje y sus propias “normas de conducta”.

Es decir, sería mala idea pensar que puedes compartir el mismo tipo de contenido en Snapchat (muy informal y relajado) que en Linkedin (un tono más profesional).

Recuerda que un perfil sin mantenimiento puede causar una mala impresión con tus usuarios, o bien puedes gastar recursos en mantener viva tu presencia en una red que no te traerá mucho beneficio, y eso puede causar más pérdidas que ganancias.

Tu estrategia de marketing digital debe mantener presente los objetivos de cada red y generar contenido que beneficie tanto a la marca como a tus seguidores.