El Social Media ROI se define como la rentabilidad de la actividad en redes sociales. Se trata de un indicador en porcentaje, calculado a partir de la comparación entre costes y beneficios de toda acción en redes sociales, medidas en dinero.

Toda acción dentro de la empresa puede o no ser rentable. Los recursos empleados en redes sociales no son diferentes. Si las marcas logran identificar los costos y beneficios de cada movimiento en sus redes, pronto podrán detectar su Social Media ROI.

El Social Media ROI hay que medirlo con indicadores financieros, no con tuits ni con ‘Me gustas’”. Esa es una de las conclusiones lapidarias a las que llega Francisco Marco-Serrano, en su ebook gratuito y disponible en la red titulado “Qué es el Social Media ROI y cómo medirlo”.

Qué es Social Media ROI

Según el autor, se trata de la rentabilidad que vas a obtener de la actividad que desarrolles en redes y medios sociales. El ROI es un concepto financiero que se mide en dinero, y en consecuencia el cálculo del ROI te permitirá saber si una acción que hagas en redes sociales va a ser rentable o no” indica el texto.

La fórmula para calcular esa rentabilidad consiste en restar a los ingresos los costes, y eso dará como resultado el beneficio neto que te ha traído esa acción, a saber:

La fórmula del Social Media ROI es: ROI = [(Beneficios – Costes) / Costes] x 100 = [Beneficio Neto / Costes] x 100

Cómo identificar los costes y beneficios en redes sociales

Marco-Serrano señala tres caminos para calcular los costes, como punto de partida para llegar al ROI de tu marca: en dimensión de los recursos humanos o personal involucrado en tareas de social media; la tecnología, y otros costes como diseño web y creatividades, gasto en publicidad offline, contenidos, etc.

Otros referentes como Socialancer.com recomiendan centrarse en 3 áreas de medición de beneficios: los clientes, la reducción de costes y la imagen de marca. También es útil realizar una simulación de escenarios, porque al fin de cuentas, más que un cálculo, el ROI es una estimación.

Además, el especialista insiste en especificar un tiempo para cada acción que se desarrolle. La empresa que invierte en rede sociales debe tener claro también sus ventas derivadas de esa actividad digital, y todas las interacciones que condujeron a un beneficio monetario, más allá de los “followers” y los “Me Gusta”.

El embudo de ventas también es útil para segmentar y conocer cuántos clientes repiten la compra, delimitados desde su ‘awerness’, ‘interest’, ‘desire’ y ‘action’. Finalmente, invita a identificar los beneficios intangibles que tiene la marca. El ebook viene equipado con una guía para calcular el Social Media ROI paso a paso.

“No puedes pretender que los medios sociales (entendidos como herramienta de comunicación) te ofrezcan un retorno de lo que has invertido si nunca antes te has planteado ese retorno en otros medios que te resultan más familiares. Además, será difícil que midas el Social Media ROI si no tienes en cuenta esas otras acciones” aconseja el autor.