Muchas veces nos concentramos en conseguir nuevos contactos, pero nos olvidamos de la importancia de trabajar con los que ya tenemos. Este es el caso de nuestras listas de distribución de email marketing, una campaña de re-engagement podría ser lo que necesitamos para reactivar algunos suscriptores inactivos.

 

¿Por qué es importante para México?

No es un secreto que México es uno de los países de Latinoamérica con mayor cantidad de internautas, la penetración de los teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles es la más alta de la región.

Te recomendamos leer: Las apps más populares en México en la primera mitad de 2017

Incluso, el 90% de los internautas mexicanos navega desde su teléfono, por lo que el uso de aplicaciones es de lo más común.

Dispositivos de conexión a Internet que utilizan los internautas mexicanos.

 Las apps más populares en México son en definitiva aquellas vinculadas al entretenimiento, especialmente las de redes sociales y juegos. Pero hay otro rubro en el que los mexicanos se interesan e incluso invierten: las aplicaciones de productividad.

En otras regiones, como Estados Unidos, las apps de productividad más utilizadas son los traductores en tiempo real y las que protegen contra amenazas ciberéticas. Pero en México, el rubro de productividad pertenece al correo electrónico.

Esto refleja una clara realidad, en la que el correo electrónico es una vía poderosa para comunicarse con clientes potenciales en México. Vale la pena mantener a estas personas interesadas, abriendo correos, enterándose de ofertas, haciendo clic y compartiendo.

Si en algún momento estos contactos se vuelven inactivos, es momento de implementar una campaña de re-engagemet.

 

Acerca de los contactos inactivos

Alguna vez te has preguntado: ¿cuál es el tiempo de vida de tu lista de suscriptores?, ¿qué efecto tienen los suscriptores inactivos en tus mediciones?, ¿qué riesgos potenciales implica mantenerlos en tus listas de distribución?, ¿o si vale la pena conservarlos?

La lista en la que guardas los correos electrónicos de clientes y personas que se han suscrito a lo largo del tiempo es un recurso valioso. Sin embargo, también tiene fecha de caducidad.

Cerca del 25% de esta lista caduca cada año, ya sea porque el usuario cambió de empleo, de correo electrónico o decidió darse de baja.  El verdadero inconveniente radica aquellos que permanecen suscritos pero se han vuelto completamente inactivos.

Esto porque no solamente van a verse reflejados en tus estadísticas de email marketing. Si tus mediciones reflejan bajas tasas de apertura y altos porcentajes de rebote, los proveedores de correo electrónico podrían etiquetarte como SPAM, dañando la reputación de tu dominio.

De igual forma los proveedores de servicios de herramientas de email marketing podrían suspender tu cuenta y empezar a investigar si representas un riesgo para su red, porque dañas la reputacion de su dominio también.

Aquí radica la importancia de mantener tu lista limpia. Cada cierto tiempo tendrás que deshacerte de los suscriptores inactivos, pero debes tener cuidado en el proceso, para no eliminar contactos que aún tengan potencial. La forma de lograrlo es con una campaña de re-engagement.

 

¿Qué es una campaña de re-engagement?

Se trata de una técnica de email marketing que te servirá para dos cosas principalmente:

  • Reactivar contactos que han estado terriblemente callados y ausentes
  • Identificar aquellas direcciones de correo electrónico que debes eliminar de tu lista

Esta campaña únicamente va a dirigirse únicamente a los contactos inactivos, así que el primer paso será identificarlos dentro de tu base de datos. Determina cuánto tiempo debe estar inactivo un contacto como para requerir reactivarlo o removerlo.

Los contactos que identificaste como inactivos irán a parar a una lista de distribución, a la que enviarás un correo electrónico para intentar “despertarlos”. Hay múltiples tipos de mensajes que puedes incluir en tus correos para lograrlo:

  • Pedirle a los contactos que actualicen sus preferencias al ser contactado
  • Una encuesta
  • Ofertas especiales, descuentos o artículos gratis
  • Sugerirle que reactive su suscripción o se dé de baja

Empieza a enviar sistemáticamente tus correos, a medida que tus métricas te indiquen la apertura, rebote y CTR, realizarás un análisis y podrás determinar en dónde es necesario realizar recortes.

Recuerda, así como es importante eliminar los contactos que definitivamente ya no te sirven, debes nutrir y motivar a aquellos que son reactivados. Si los reactivas es para sacarles provecho y no para perderlos nuevamente.

 

¿Hace cuanto revisaste tu lista de suscriptores? ¿Cómo están tus métricas en cuanto tasas de apertura, rebote y clics? Te invitamos a no descuidar tu lista de correos electrónicos y contarnos cómo te fue en los comentarios.