Facebook parece haber matado el alcance orgánico con los cambios implementados recientemente. ¿Será el pago la única solución?

Facebook tiene más similitudes con Snapchat de las que creemos. Y no porque Facebook las haya copiado.

Por ejemplo, en ambos casos, las personas que tuvieron la idea inicial, fueron sacadas del equipo.

Si viste la película “The Social Network” que trata sobre cómo inició Facebook, sabrás que la idea inicial no fue de Mark Zuckerberg, sino de los hermanos Winklevoss, quienes querían contratar a su compañero de clase, Zuckerberg, para hacer un sitio web de estudiantes.

De igual forma, si ves esta infografía sobre los inicios de Snapchat, puedes ver que la idea original de esta red social se le ocurrió a Reggie Brown, quien fue expulsado del equipo.

Y así como estas startups iniciaron con algún grado de traición, las marcas que han puesto toda su confianza en Facebook, hoy se sienten un poco traicionadas por esta red social.

Algunos medios ya se preguntan si las marcas deben olvidarse del concepto de “alcance orgánico”.

Y es que, contando el reciente lanzamiento del Facebook Explore, la red social ha venido implementando una serie de cambios en sus algoritmos que hacen que tener una fanpage sin pagar sea prácticamente inútil.

Lee también: Facebook Explore: Todo lo que debes saber.

Claro, las fanpages que vienen creando buen contenido desde hace años, ya tienen una comunidad de fieles (como si se tratara de una religión) que los sigue, e incluso los busca.

 

¿Cuál es el secreto de las fanpages que aún mantienen un buen alcance orgánico?

Si ves fanpages como Tasty, Pictoline, GaryVee, y otras similares, aún tienen un alcance orgánico altísimo.

Estas marcas tienen un alcance orgánico y un engagement altísimo, por dos razones:

  • Se comprometieron con un calendario de publicaciones. Son constantes.
  • Su contenido es realmente bueno. No tratan de vender, sino de hacer que las personas que los siguen, sean mejores en algún aspecto de su vida.

Por ejemplo: Tasty te explica una receta en 60 segundos. Pictoline, te explica una noticia compleja en un comic. Gary Vaynerchuk te da consejos de emprendimiento muy inspiradores en formato de video.

Por eso, las empresas que están luchando por abrirse un espacio en un mar de publicaciones, deben apuntarle y enfocarse en el contenido de calidad.

Y definitivamente que el social paid advertising ya es obligatorio. Al menos en Facebook.

A medida que hablo con varios emprendedores, tanto en la vida real como en redes sociales, me doy cuenta que por el momento, una alternativa que se pinta atractiva es Instagram.

Actualmente esta red social tiene un alcance orgánico bastante bueno que varias marcas y emprendedores están aprovechando. Pero ¿Qué pasará cuando Facebook implemente algoritmos similares en Instagram?

¿Llegará un punto en que Instagram llegará a monetizarse a los mismos niveles que Facebook? ¿Bajará el alcance orgánico también en Instagram?

Es muy probable que ambos escenarios ocurran en los siguientes meses.

¿Qué camino queda para las marcas?

Primero, cambiar de mentalidad. Pagar es necesario, pero invertir en pauta, si se hace de forma estratégica, puede traer muy buenos resultados.

Sobre todo considerando que Facebook, más que una red social, es una inmensa base de datos en la que puedes ser muy específico a la hora de definir quienes deben ver tus anuncios.

Segundo, explorar otros horizontes. Definitivamente no se puede depositar toda la confianza (ni todos los recursos) en Facebook.

Facebook sigue siendo la plataforma con más usuarios del planeta, y lo seguirá siendo por algunos años. Pero definitivamente tenemos que diversificar los escenarios digitales donde interactuamos con nuestra comunidad.


 

Blogger y Diseñador Gráfico apasionado por el Marketing Digital, los gadgets y la tecnología que está cambiando nuestra sociedad.