Fuente original: Malcolm Gladwell: the Snapchat problem, the Facebook problem, the Airbnb problem

El periodista, pronosticador, futurólogo y autor Malcolm Gladwell ha declarado, frente a un público de mercadólogos de tecnología basada en datos, no solo que los datos no son su salvación sino que pueden ser su maldición.

“Los datos incrementan nuestra confianza, no nuestra precisión,” dijo en un evento en Seattle. “Quiero perforar la confianza de los mercadólogos y demostrarles dónde no nos ayudan los datos.”

el problema de Snapchat

El Problema Snapchat

En promedio, un menor de 25 años, chatea más en un día que una persona mayor de 55 años chatea al año. Eso es lo que nos dicen los datos, pero no nos pueden decir por qué.

“Los datos no nos pueden decir la naturaleza del comportamiento,” dijo Gladwell. “Quizá es de desarrollo…o quizá es generacional.”

Cambio en el desarrollo, en la historia de Gladwell, es comportamiento que ocurre mientras las personas envejecen. Por ejemplo, “el asesinato es un juego de jóvenes,” dijo, con la mayoría de asesinatos cometidos por hombres mejores de 25 años. Así mismo, mortalidad por accidente en carro es algo que “estadísticamente no sucede” en personas arriba de los 40 años. En otras palabras, las personas superan el cambio de desarrollo con el transcurso de los años – no son verdaderos cambios de comportamiento a largo plazo.

El cambio generacional, por otro lado, es algo diferente. Es comportamiento propio de una generación, una multitud que crece con el comportamiento y sigue con él. Por ejemplo, dice Gladwell, los “baby boomers” transformaron “cada trabajo en América” en los 70’s exigiendo más libertad, recompensas más grandes y cambios en la relación empleador-empleado.

La pregunta es si el comportamiento estilo Snapchat es de desarrollo o comportamiento.

“En la respuesta a esa pregunta está la respuesta a si Snapchat durará 10 años,” dice Gladwell.

El problema de Facebook

El Problema Facebook

Facebook es masivo, asombroso, y casi literalmente increíble: una red social conectando a más de mil millones de personas. Eso es lo que nos pueden decir los datos.

Lo que no nos pueden decir es en qué se convertirá – cuál será su potencial total.

“Facebook está en esa etapa en la que estaba el teléfono cuando pensaron que el teléfono no era para chismosear – está en su infancia,” dijo Gladwell, haciendo referencia que los primeros mercadólogos del teléfono pensaron que el teléfono era solo para negocios. “Necesitamos ser cautelosos cuando hacemos conclusiones…podemos algunas cosas ahora, pero no tenemos idea de a dónde van.”

¿Por qué?

La difusión de tecnologías nuevas siempre toma más tiempo de lo que asumimos, dijo Gladwell. El primer intercambio por teléfono fue lanzado en 1878, pero despegó hasta la década de 1920. La videocasetera (VCR por sus siglas en inglés) fue creada en la década de 1960 en Inglaterra, pero llegó a su punto clave hasta la década de 1980 – por encima de la vociferante oposición de la industria de televisión y cine, la cual estaba convencida que arruinaría su comercio.

Y eso es solo en cuanto a tecnologías innovadoras.

Tecnologías que son tanto innovadoras como complicadas, como Facebook, toman aún más tiempo en realmente dejarse ver.

“Cualquier tipo de innovación nueva y dramática toma aún más tiempo en propagarse y ser comprendida,” dice Gladwell. “Si vemos la historia, nos dice que el Facebook de hoy no se parece en nada a como se verá mañana.”

el problema de Airbnb

El Problema Airbnb

La Economía Colaborativa (The Sharing Economy en inglés), que engloba compañías como Airbnb, Uber/Lyft, incluso eBay, depende de confianza. Y están creciendo y expandiéndose como fuego fatuo.

A pesar de esto, si vemos encuestas sobre confianza e integridad, la confianza de las personas – especialmente millennials – está a un mínimo nunca antes visto. De cada 10 “instituciones” americanas, incluyendo la iglesia, el congreso, la presidencia, y otros, los millennials solo confían en dos: el ejército y la ciencia.

Esos son datos contradictorios, y lo que no nos pueden decir los datos es como ambas cosas pueden ser ciertas, dijo Gladwell.

“Los datos nos pueden informar sobre el entorno inmediato de las actitudes de las personas, pero no dicen mucho del entorno en el cual fueron creadas,” dijo. “¿Entonces, cuál es correcta? ¿Las personas no confían en otros, como dicen las encuestas…o están mintiendo en las investigaciones?

El contexto ayuda, dijo Gladwell.

Ese contexto es un enorme cambio en la sociedad americana a lo largo de las últimas décadas: una gran disminución de crimen violento. Por ejemplo, la ciudad de Nueva York tenía alrededor de 2,000 asesinatos en 1990. El año pasado fueron 300. En el mismo periodo de tiempo, el índice de crimen violento ha baja de 2,500 por 100,000 personas a 500.

“Eso significa que hay toda una generación de personas creciendo, no solo con internet y teléfonos móviles…sino que incluso están creciendo sin realmente conocer, a nivel personal y visceral, lo que es el crimen,” dijo Gladwell.

Los Baby-boomers, quienes tuvieron experiencias muy personales con el crimen, fueron otorgados fuertes evidencias para no confiar. Las siguientes generaciones están revirtiendo a lo que los psicólogos llaman “verdad por default”. En otras palabras ellos asumen que lo que se les dice es verdad, hasta ver evidencia de lo contrario.

“Pienso que los millennials son muy confiados,” dice Gladwell. “Y cuando dicen que no lo son…están mintiendo.”

Sin embargo, sea cierto o no, es muy importante para el futuro de la Economía Colaborativa.

El Por Qué los Mercadólogos tienen Trabajo

Las deficiencias tanto en los datos como de los datos son la razón por la que los mercadólogos tienen trabajo, dice Gladwell. De hecho, es aún más complejo que eso:

“La razón de que su profesión sea una profesión y no un trabajo es que su rol es encontrar la verdad en los datos.”

Y ese es un reto importante.