El iPhone es sin lugar a dudas un dispositivo tecnológico muy influyente y popular. Cualquier persona de nuestra era ha escuchado sobre él, tenido uno en propiedad, o bien deseado tenerlo. El iPhone es el smartphone que mejor define la modernidad, por todo lo que representa y más importante, por cómo se ve. 

Corría el 9 de enero del año 2007 en el Moscone Center de la ciudad de San Francisco, EE UU, y el ya en esos días tan conocido como polémico Steve Jobs pronunciaba en el escenario las palabras que serían luego tomadas como una declaración genial de su propia satisfacción:

“Hoy es el día que llevaba esperando dos años y medio”, dijo Jobs para luego dar a conocer al mundo uno de los teléfonos inteligentes más vendidos de la historia. Aunque la gestación y el nacimiento del iPhone tomó sin duda un poco más de dos años y medio.

La mayoría de expertos coincide en señalar el año 2003 como la fecha crucial en la que la idea empezó a cobrar protagonismo en la cabeza del caótico pero genial líder de Apple. A pesar de ello el proyecto no adquirió la prioridad del caso, y los esfuerzos de Apple se enfocaron en las mejoras al iPod que había sido presentado años antes en 2001.

En términos comerciales y para ser justos con la historia, el iPhone se introdujo inicialmente en las tiendas de los Estados Unidos un 29 de junio de 2007, llegando a ser catalogado como el “Invento del año”por la revista Time en el año 2009.

El iPhone sigue siendo uno de los dispositivos más cotizados del planeta, y Apple ha llegado a triplicar sus ingresos netos únicamente con las ventas de sus distintos modelos a lo largo de los años.

Jobs insistió en que el sello que la compañía imprimiría a este smartphone estaría en el cuidado a los detalles, la calidad del material, y la apariencia del dispositivo. Su lanzamiento fue tan revolucionario para la industria que el año siguiente Google no pudo más, y lanzó el primer móvil de Android.

Y así cada año que el iPhone lidera el mercado, la competencia trae más y más innovaciones al sector de los teléfonos inteligentes, que de una forma u otra, poseas o no un iPhone, benefician siempre al consumidor.

El iPhone transforma el mundo pero comienza desde casa

El iPhone ha tenido la particular característica de revolucionar el diseño de la telefonía móvil y su industria, cambiar la mentalidad de los usuarios, e incluso renovar al mundo del entretenimiento a cantidades iguales.

Si no lo crees tan sólo recuerda la última vez que viste uno de estos dispositivos en la pantalla grande y en manos de tu actor favorito. No te extrañará que haya sido ayer mismo.

La influencia de su belleza y diseño no conoce límites. Pero es importante señalar que el iPhone no sólo ha cambiado las cosas de puertas hacia afuera. El dispositivo comenzó transformando las bases de una compañía que ya era exitosa desde sus inicios.

La década que cumple el iPhone ha coincidido con la evolución de Apple Inc. de una empresa que era simplemente rentable en el campo de la tecnología, a una de las empresas más valiosas de la industria en general. El precio de una acción de Apple al día de hoy ronda los $119.

A pesar de esto no todo es miel sobre hojuelas en Apple. El 6 de enero pasado la compañía anunció que recortaría el 15% de la remuneración de su CEO Tim Cook, a causa de la caída en sus ventas.

Sin embargo, es todavía el iPhone uno de los productos de la empresa que continúan manifestando un buen desempeño entre los consumidores.

Celebramos entonces el décimo aniversario del smartphone que sigue captando nuestra imaginación y que promete innovar mucho más en el futuro cercano.