La ciencia y la tecnología avanzan rápidamente, con ellas la capacidad de recopilar datos acerca de la publicidad digital.

Esta expansión del Internet y las tecnologías de la comunicación ha impactado en campos tan diversos como la economía, los negocios, la industria y la gerencia, derivando en cambios fundamentales.

Mientras antes se lanzaban mensajes a toda la población, ahora se busca encontrar al cliente ideal, aquel que puede hacer uso de nuestro producto o servicio para satisfacer sus necesidades, el llamado “buyer persona”.

Así, se empezó a planificar la distribución de la información a los clientes interesados en estos productos o servicios en los lugares adecuados, a un precio asequible, en un momento apropiado. Tras la adopción de esta forma de dirigir los esfuerzos de publicidad, los resultados no tardaron en aparecer.

Encontrar a los clientes, determinar los precios, definir los momentos ideales, todo esto puede ser resultado de un cuidadoso análisis de datos que la tecnología es capaz de recolectar.

Cada vez que utilizamos un teléfono inteligente, una computadora o cualquier dispositivo con conectividad a Internet dejamos un rastro de datos, una especie de mapa sobre nuestra conducta digital.

Te recomendamos leer: Cómo ir del Zero Data al Big Data en la toma de decisiones de tu empresa.

Todo esto se almacena en grandes bases de datos, conocidas como Big Data. Mientras más detalles se añaden al Big Data, más oportunidad se tiene de  hacer predicciones sobre posibles escenarios futuros que, con un correcto análisis, pueden ayudar a dirigir las decisiones de marketing y publicidad para obtener mejores resultados.

 

El por qué del Big Data

Las grandes tecnologías de datos se utilizan para garantizar los ingresos durante la automatización del rendimiento de las empresas. El uso de las tecnologías de Big Data permite la automatización del rendimiento de una empresa, para garantizar los ingresos.

Los sistemas avanzados que garantizan los ingresos permiten a las empresas detectar pérdidas oportunamente, analizar los datos profundamente y aclarar las incoherencias de la información.

Las empresas que utilizan tecnologías de Big Data tienen un impacto positivo en el crecimiento de datos, mejora de la calidad y la toma de decisiones.

 

Interacción entre Big Data y publicidad digital

Paralelamente al rápido desarrollo de las tecnologías de la información, se encuentra un rápido incremento en la abundancia de la información, toda se almacena en un solo sitio.

De esta forma, se reúne toda la información recogida por la mayoría de canales de comunicación en puntos de venta, tales como llamadas telefónicas, correos electrónicos, chats, formularios de registro en sitios web, enlaces publicitarios,  redes sociales, encuestas, etc. La base de datos “conoce” toda interacción con el cliente.

Esta información es sometida a un proceso de análisis de datos, se predice la demanda de los productos de la empresa y se segmenta a los clientes.

La información es un aspecto clave de la predicción exitosa del crecimiento de una empresa y sobre cómo dirigir su estrategia de marketing. Por algún tiempo ya, el análisis de Big Data ha sido utilizado con éxito para identificar al público objetivo, los intereses, las necesidades y las actividades de los consumidores.

Es así como el análisis de Big Data, basado en un modelo de uso de la información en tiempo real, crea oportunidades para desplegar anuncios sólo para los clientes interesados en el producto o servicio. Esto implica que los recursos destinados a la publicidad digital son utilizados de forma más eficiente.

El análisis del comportamiento de los usuarios ha derivado en la aparición de nuevos servicios y formatos publicitarios. Esto incluye la medición de audiencias a través de distintos dispositivos, también conocido como Corss-Device Targeting.

Tal vez te interese leer: Qué es el Cross-Device Targeting y por qué mi marca debería prestarle atención.

 

Big Data, Marketing y Ventas

La publicidad se convierte entonces en un vehículo para transmitir información que permita atraer más clientes, como resultado de una estrategia de marketing cuidadosamente elaborada bajo la luz del conocimiento provisto por el Big Data.

Pero una vez la publicidad ha cumplido su meta, entran en movimiento otros engranajes del marketing y las ventas.

Entre las aplicaciones del Big Data en el campo del marketing en las empresas podemos mencionar:

  • Conocer mejor a los consumidores y atraer a la misma audiencia en Internet
  • Evaluar el nivel de satisfacción de los clientes
  • Entender la confiabilidad del servicio ofrecido que satisface sus necesidades
  • Encontrar nuevas maneras de aproximarse, implementarlas para aumentar la confianza de los clientes.
  • El desarrollo de proyectos, productos y servicios bajo demanda

El Big Data también interviene a favor de la forma en la que los precios son definidos, gestionados y distribuidos a lo largo de todas las redes de venta. Eso significa que la optimización del precio para un producto o servicio está cada vez más eficiente gracias a los avances en algoritmos y técnicas avanzadas de análisis de Big Data.

Es posible obtener un más que útil Customer Value Analytics (análisis del valor del cliente). Así, los vendedores tienen la oportunidad de ofrecer experiencias consistentes para los clientes a través de todos los canales de comunicación.

Se hace más fácil la clasificación de los prospectos de ventas (leads), aumentando su calidad, la precisión de la lista, la planificación del territorio y las tasas de ganancias.

A nivel de marketing, el Big Data provee de conocimientos acerca de los contenidos más relevantes en cada etapa del viaje del consumidor, cómo pueden mejorarse los sistemas de CRM (Customer Relationship management), así como la implementación de estrategias para aumentar las tasas de conversión.

 

Conclusiones

Tomar la información que el Big Data y su análisis provee, acerca del comportamiento de los usuarios y su reacción a lo largo de distintos canales y dispositivos, constituye una verdadera ventaja competitiva.

La implementación de sistemas de recolección y análisis de Big Data en las empresas genera grandes oportunidades de alcanzar la más alta eficiencia.

Los esfuerzos y el presupuesto destinado a publicidad pueden ser utilizados más eficientemente, en apoyo de todo el departamento de marketing y ventas.