El futuro del marketing digital está en el video. Entre 2015 y 2016 el video como herramienta de marketing tuvo un crecimiento del 30%, esta tendencia continuará y se acelerará en 2017. Te presentamos 3 usos del video en vivo para tu marca que te permitirán subirte a la ola.

Solo Facebook contabiliza más de 8 billones de videos vistos cada día. Este fue el año en que Snapchat destronó a Facebook en cantidad de videos publicados. 7 de cada 10 personas utilizan más de una hora diaria a ver videos en internet.

Sí, el video es el rey de la popularidad digital. La razón se debe, en gran medida, a la proliferación y abaratamiento de los dispositivos móviles, cada día más asequibles  y accesibles.

Esto también ha permitido una democratización de contenidos, por lo que los esfuerzos de las marcas por captar la atención del cliente potencial necesitan redoblarse.

Ya no solo están compitiendo con otras marcas, sino con todo aquel que tiene la oportunidad de generar su propio contenido audiovisual. Básicamente, cualquier persona con un dispositivo móvil y acceso a internet.

En este sentido, las marcas pueden apelar a una de las tendencias de video marketing para 2017, el video en vivo. Aunque todo el mundo puede hacer un video en vivo, el enfoque puede hacer la diferencia.

Te recomendamos leer: 4 tendencias de video marketing para 2017

Aquí te presentamos tres usos que puedes darle al video en vivo para tu marca en 2017:

 

Sesiones de preguntas y respuestas

El video en vivo no necesita ser un anuncio de “compre ahora”, sino ser un esfuerzo de la marca para crear empatía y generar el sentimiento de cercanía con su audiencia.

Si bien es cierto que más del 80% de los contenidos que un usuario ve son videos, en el momento que detecta que se trata de un anuncio se irá. Esto es así porque los compradores ya no están a la busca de productos, sino de experiencias.

Así pues, tus videos en vivo deben estar dirigidos a brindar valor. Una forma muy eficiente de lograrlo es permitir a la audiencia aprender algo mientras ve el video.

Una sesión de preguntas y respuestas hará que las personas aprendan y resuelvan dudas, no necesariamente del producto que estás intentando vender, sino de alguna experiencia relacionada con éste. Lo que a la audiencia le resulta más atractivo, es la oportunidad de interactuar en el momento.

Por ejemplo, imagina que tu negocio es vender trajes ejecutivos. Tu sesión de preguntas y respuestas podría estar dirigida a resolver las dudas de la audiencia sobre cómo tener una exitosa entrevista de trabajo.

Tip ganador: añade un influenciador o líder de opinión de la industria. La credibilidad del mensaje aumentará enormemente, al igual que el alcance y la oportunidad de generar engagement.

 

Instagram se sube al tren del video en vivo

El 12 de diciembre de 2016 se estrenó la opción Instagram Live Video, para seguir a las exitosas Facebook Live y Periscope de Twitter.

Tu marca puede conectarse en vivo con su audiencia por hasta una hora, en este tiempo tendrás la oportunidad de comentar sus reacciones e interactuar con ellos.

Una de las características que diferencian a Instagram Live Video de otras plataformas de video en vivo es la fugacidad. Una vez el video en vivo se detiene, desaparece. No hay oportunidad de volver a verlo.

Tu contenido tendrá que generar suficiente expectativa y apelar al “miedo a quedar fuera” o FOMO. Te será especialmente efectivo para anuncios y lanzamiento.

 

Pero no te limites, experimentar es el camino para encontrar el éxito. Sino, recuerda que más de 800 mil personas se conectaron para ver cuántas ligas de hule eran necesarias para hacer estallar una sandía.

 

Eventos exclusivos para todos

Cada año Taco Bell en Estados Unidos hace una cena especial de Acción de Gracias. Únicamente celebridades e influenciadores son invitados a comer quesalupas y tacos de pavo.

Pero en 2016, utilizaron Facebook Live para que todos sus seguidores pudieran asistir también. El resultado, 150 mil personas se conectaron en vivo y ha alcanzado más de 1.2 millones de vistas desde entonces.

No tienes que hacer un evento masivo, puedes generar tanto alboroto alrededor de un evento pequeño y tan exclusivo, que nadie querrá perdérselo. En el proceso, tus usuarios saciarán su curiosidad y encima estarán agradecidos con tu marca por dejarlos dar una mirada.