El sector de retail (las ventas al por menor) es uno de los más competitivos, cualquier elemento que represente una ventaja resulta sumamente valioso. Una de estas es posible obtenerlas del Big Data: el conocimiento que ofrecen los datos.

De acuerdo con Power Data, una firma especialista en gestión de datos, el Big Data, como unión de los avances en tecnología y las más recientes técnicas de analítica predictiva, permiten a la industria de retail conocer:

  • Cada factura emitida en cada tienda de una misma cadena, cada día, todos los días
  • Los productos que fueron comprados
  • La hora en que cada producto fue comprado
  • Qué productos son frecuentemente comprados juntos (qué otros productos compra alguien que lleva cerveza, por ejemplo)
  • El registro de volumen de entrada al estacionamiento de un determinado centro comercial, segmentado por horario

Estos representan algunos ejemplos de lo mucho que se puede lograr haciendo uso del Big Data.

También es posible extenderlo hacia un conocimiento más profundo del cliente, puesto que las empresas de retail tienen la capacidad de recoger los datos de éstos: teléfono y correo electrónico (así como cualquier otra información de contacto), qué compra, cómo paga, hasta sus publicaciones en redes sociales.

Te recomendamos leer: Big Data en Centroamérica, usos actuales y grandes retos

Así, los usos del Big Data en retail son muchos y muy ventajosos, aquí hemos recopilado 3 estrategias útiles que las empresas en Latinoamérica deberían seguir:

 

1. Mejores estrategias de marketing

Para quienes trabajamos en el medio, la expresión “el marketing es una forma de arte” es bastante familiar. El nacimiento del Big Data ha introducido un elemento científico en este arte.

Cada vez más, las empresas de retail hacen uso del Big Data para darle un norte a sus estrategias de marketing.

Pero respiren tranquilos, amigos mercadólogos, el Big Data no va a poder nunca reemplazar a las mentes creativas que se requieren para crear las mejores campañas de marketing. En realidad, se trata de una herramienta a su favor.

Con el análisis predictivo, el Big Data puede ofrecer información respecto a qué tipo de ofertas promocionar, su duración y frecuencia. Así como los productos con los que hay que trabajar y con qué sector de la audiencia.

 

2. Comprender al consumidor y sus patrones de consumo

Al identificar claramente los patrones comportamiento en cuanto a consumo de los clientes, es posible tomar decisiones respecto a lo que funcionará mejor en determinada tienda.

Las empresas de retail sabrán qué es lo que usualmente compra un determinado cliente y cuándo y qué podría ser su próxima compra.

Es posible lograrlo al rastrear el uso de una tarjeta de crédito, por ejemplo. Esto definirá claramente los hábitos de consumo de ese cliente, que incluye información sobre su estilo de vida e intereses.

Con ello, las empresas pueden lograr optimizar ciertos procesos, como el surtido de la tienda, proyección de ventas, gestión de inventario y hasta planear la disposición de los productos en los anaqueles (para facilitar el acceso a determinados bienes y aumentar las ventas).

 

3. Analizar la demanda y establecer precios

Antes las empresas de retail aumentaban o hacían caer los precios de acuerdo a patrones como el inicio o final de una temporada, adelantándose al cambio en la demanda.

El Big Data ha permitido que ahora sea posible seguir el ritmo de la demanda de determinado producto en tiempo real y predecir con cierta eficiencia el curso que habrá de tomar. De igual forma, hasta pueden realizar un monitoreo de lo que su competencia está haciendo en ese mismo campo.

Esta posibilidad de llevar un registro detallado sobre la demanda, permite desarrollar estrategias de precio más precisas, potenciando la rentabilidad y la maximización de ingresos.

De aquí también es posible obtener información que aporten a otras dos áreas que ya mencionamos, el surtido y las promociones.

 

El retail en Latinoamérica

El consumo masivo y el retail es un mercado que mueve cerca de 15 000 millones de dólares por año, solo en Perú. Perú y Colombia, son los dos países en Latinoamérica con mayor tendencia progresiva en retail. En México el sector creció 7% en 2016 y se espera que continúe al alza.

Se trata de uno de los sectores más competitivos y por lo tanto es de los que más podría beneficiarse del uso del Big Data.

En Perú ya se está implementando el uso del Big Data y el análisis predictivo. Aunque cuenta con casos de éxito, se destaca que el reto más grande al que se ha enfrentado es que los ejecutivos en la región abordan las nuevas tecnologías con cierto recelo.

Colombia no se queda atrás, sabe que hay una oportunidad muy fuerte en el retail y que el Big Data y el marketing intelligence podría hacer la diferencia para seguir creciendo

En cuanto a México, hace cinco años el interés por aplicar el Big Data era casi inexistente, pero actualmente la demanda está aumentando. De acuerdo con un reporte realizado por El Financiero, de las 5 más recientes inversiones que Telefónica Wayra ha realizado, cuatro de ellas han sido en análisis de datos, sumando aproximadamente 125 000 dólares cada una.

No es de extrañar que cada vez haya una oferta creciente para especializarse en recolección y análisis de Big Data en Latinoamérica, desde maestrías y postgrados universitarios, hasta cursos y diplomados express.

Según reporta el sitio Codigo.pe, actualmente hay en Perú 20 mil personas especialistas en Big Data y Business Analytics, pero que se espera que en los próximos 10 años ese número se incremente hasta alcanzar 300 mil.

¿Tu empresa ya está haciendo uso del Big Data? ¿Lo has considerado?