En el ámbito laboral del Social Media, de nada sirve planificar, desarrollar y ejecutar una estrategia si al final del día (o el periodo que tu campaña o estrategia dure) no se comprueba la efectividad de la misma y la manera en que esta cumplió las metas planteadas por la marca al inicio de todo.

Muchos indican que para realizar una campaña exitosa, el porcentaje del tiempo utilizado para planear y comprobar resultados debe ser mucho más elevado que el que se utiliza para desarrollar la estrategia de campaña en sí. Así que sin más que agregar, te mostramos estos 8 indicadores presentados por 40 de Fiebre que (si titubeas al tratar de responderlos) demuestran que tu estrategia de Social Media, (lamentamos decir esto pero…) no está funcionando.

  • ¿Cumples con los resultados planteados?

La medición es algo indispensable e imprescindible para diagnosticar si lo que estás haciendo, verdaderamente está alineado con lo que quieres conseguir. Y, aunque seguro que esto es algo que ya sabes, lo más probable es que a la siguiente pregunta tu respuesta sea dubitativa: “¿Estás seguro de que tu estrategia está construyendo sobre los objetivos que en su día te planteaste?”

  • ¿Estás donde se encuentra tu público objetivo?

La realidad es que muy pocas marcas han podido descubrir qué redes sociales son las más adecuadas para sí mismas. En este caso, lo mejor sería tomar la decisión de cerrar (o al menos suspender el uso) de las plataformas que no te traen algún beneficio estratégico y concentrarte únicamente en las que sí lo hacen. No te dejes llevar por las redes sociales puntuales que únicamente servirán para campañas pasajeras, enfócate mejor en las plataformas en las que se encuentra tu audiencia y hazlas funcionar.

  • ¿Tu contenido está siendo útil para los usuarios?

Tus usuarios son la mejor fuente de información así que si en algún punto llegas a la crisis de no saber que más publicar, resuelve las dudas de tus seguidores, incluidas sus preguntas, inquietudes o necesidades más comunes y crearás así contenido útil y de calidad.

  • ¿Está tu engagement por encima del 1%?

Y aunque sabemos perfectamente que no todos medimos el engagement de nuestra página de la manera, nos basamos en que la fórmula más fiable y universal, compara el número de interacciones por publicación con las personas alcanzadas. Así que tomando en cuenta que una página de Facebook con un ratio de engagement que tenga como media un 2% será aceptable, llegamos a la conclusión que si tu página está por debajo del anterior porcentaje, debes replantear tus categorías de contenido y buscar un escape creativo que te ayude a sorprender y re-enamorar a tus usuarios.

  • ¿Estás generando conversación?

Cuando un perfil no cuenta con usuarios activos, cada vez que publica un contenido es como si hablase a un auditorio vacío. Por tanto, es fundamental localizar las áreas de interés de tu público objetivo para generar conversación entorno a aquellas cosas que le preocupan o interesan a tu audiencia.

  • ¿Eres relevante?

La relevancia y la utilidad deben ser los valores principales a los que aspiren las marcas hoy en día. La forma que tenemos de medir la relevancia es a través de referencias externas o menciones en medios o blogs. Por tanto, si tu marca apenas genera referencias (orgánicas) de este tipo es síntoma de que debes trabajar más la red de contactos para dar a conocer tu producto o servicio a más gente influyente.

  • ¿Estás generando interés por tu producto o servicio?

El indicador más sencillo del interés de tu audiencia hacia tu producto o servicio son sus consultas en redes sociales. Así que si tus seguidores o usuarios de la plataforma te están preguntando por el precio, punto de venta o beneficios de cierto producto o servicio que posea tu marca, debes ser consciente de que están interesados en él y tu trabajo está planteando buenos y esperados resultados.

  • ¿Tu contenido es fácil de identificar?

Para que una marca cobre entidad digital y destaque entre la enorme carga de información a la que está sometida el usuario, debe ser fácilmente reconocible. Para ello, debe contar con una línea gráfica propia que facilite al usuario reconocer un contenido incluso fuera del perfil en el que ha sido originalmente publicado.

 

Community Manager viviendo de la filosofía del: “Find a muse, be amused and as simple as that, become a muse”